Otorrinos quieren que las ARS oigan y luego escuchen

Nacionales

Santo Domingo.-Oír es un privilegio, como lo es caminar. 

Acciones y decisiones puntuales permitirían abrir los ojos para cortar una discapacidad que, atendida a tiempo, evitará que quienes la padecen sean arrojados al fuego del estereotipo de “el loquito del barrio”.

En el país hay 97 mil 735 personas con discapacidad auditiva, de acuerdo al último censo de la Oficina Nacional de Estadísticas. Datos más abarcadores y precisos no los hay.

De ese número, sólo 6 mil llegan a la universidad, lo que indica la gravedad de falta de acceso a escuelas y universidades en esta población, lo que impide el desarrollo humano, económico y social de esas personas.

En el contexto de esa realidad, una comisión de la Sociedad Dominicana de Otorrinolaringología y Cirugía del Cuello acudió a presentar sus propuestas a la comisión bicameral que estudia el proyecto de modificación a la Ley de Seguridad Social.

El grupo, encabezado por el presidente de la entidad, el doctor José Raúl Batista, habló de los contenedores que carga su buque insignia: las pruebas de audición y las coberturas de las ARS.

La pasada presidenta de la entidad, doctora Pamela Pol, informó que  en el encuentro se planteó que las Aseguradoras de Riesgos de Salud (ARS) cubran las pruebas de detección de problemas de audición, tanto en los adultos como en niños.

Eso disminuirá brecha falta diagnóstico y permitirá intervención temprana, según explicó.

“Por ley, el derecho es un derecho inalienable para el ser humano”, puntualizó y reclamó que con acciones se podría disminuir la brecha entre sordos y quienes pueden oír sin dificultad.

Puntualiza que las pruebas son sumamente económicas y perfectamente pueden ser cubiertas por los seguros de salud.

Otro tema puntual fue de las cirugías y aparatos utilizados para solucionar la sordera en niños, como implantes y audífonos.

Asimismo, llevaron a los legisladores la idea de desarrollar un programa de educación a nivel de licenciatura para médicos audiólogos, fonodiólogos y terapeutas del habla.

“También especializar a los que están formados en las terapias necesarias para la programación y la adaptación de las prótesis auditivas en los pacientes”, agregó.

Destacó en el país se cuenta con al menos cinco médicos capacitados para poner implantes otólogos con experiencia y también las tres casas que mundialmente distribuyen implantes.

Igualmente,  diferentes casas audiológicas que traen al país los auxiliares auditivos que ayudan a que las personas envejecientes puedan recuperar su audición.

El día 15 de este mes serán celebradas vistas públicas en el Salón de la Asamblea Nacional del Congreso Nacional, para escuchar la posición del pueblo en relación a revisión integral de la Ley 87-01.

 

Fuente: El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *