Denuncian Medio Ambiente deja de pagar a campesinos reforestan cuenca del Yuna

Nacionales

Loma de Blanco, provincia Monseñor Nouel. – El Ministerio de Medio Ambiente no paga desde enero a un grupo de campesinos contratados para la reforestación de la cuenca alta del río Yuna, el segundo acuífero más importante del país, del que dependen miles de tareas agrícolas en cuatro provincias.

Asimismo, la institución gubernamental paralizó en mayo las únicas actividades de conservación en la parte alta de la cuenca hidrográfica del citado acuífero, que nace en San José de Ocoa y muere en Samaná y cuyo trayecto es de 210 kilómetros.

La denuncia la hizo la Federación de Campesinos Hacia el Progreso, de esta comunidad de Blanco, en esta provincia Monseñor Nouel, fundada en el año 1992 y ubicada al norte de la capital dominicana.

El presidente de la entidad, Esteban Polanco, informó que la situación afecta a 84 campesinos dedicados a la reforestación, con lo cual consiguen el sustento familiar y dejan a un lado la vieja práctica de agricultura de subsistencia.

“Su trabajo garantizaba una presión mínima a esta zona, dicho sea de paso, de una alta vulnerabilidad ambiental, pues estamos rodeados de los parques nacionales Valle Nuevo y Montaña La Humeadora”, comentó Polanco.

Indicó que uno de los graves peligros es que el panorama de la deforestación podría cambiar desfavorablemente “si estos hombres y mujeres vuelven a recurrir a la vieja práctica de una agricultura de subsistencia, que es lo más probable, porque de algo deben sobrevivir”.

Observa que la situación resulta incomprensible ante la necesidad de proteger un recurso acuífero tan aprovechado como el río Yuna, que abastece varios municipios de agua potable desde Bonao hasta (el municipio de) Sánchez, así como más del 50 por ciento de la producción arrocera del país.

Puntualiza que “es la cuenca más aprovechada para la producción de energía hidroeléctrica, además del uso intensivo en la agropecuaria y en la industria que se hace de este recurso”.

“Ojalá y esta voz de alarma pueda llegar a la vista y oídos del señor ministro de Medio Ambiente, el licenciado Jorge Mera, y se puedan tomar las medidas para la solución”, clamó.

La Federación trabaja en la loma Blanco en organización de la comunidad, conquistas sociales, fomento de la economía familiar y protección del medio ambiente.

 

Fuente: El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *