Fiscal afirma abogado Johnny Portorreal estafó miembros de la familia Rosario con más de RD$16 millones

Nacionales
Fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos

SANTO DOMINGO.- La Fiscalía del Distrito Nacional acusa al abogado Johnny Portorreal de estafar a miembros de la familia Rosario con más de RD$16 millones. 

La magistrada Rosalba Ramos volvió a pedir al jurista que se entregue a las autoridades, y le recordó que la Policía tiene la orden de apresamiento, por lo que en cualquier momento podría ser detenido. 

“Tenemos 283 denuncias, y Portorreal debe responder por ellas, la orden de arresto la tiene la Policía Nacional quien está en la facultad de ejecutarla, y en el momento que sea apresado lo vamos a presentar ante los tribunales”, insistió la fiscal. 

Dijo que todas las investigaciones que se han realizado establecen que no hay constancia de esa herencia, y algo que resulta triste es que cuando las autoridades acusan al jurista de incurrir en estafa, algunos de los miembros de la familia dicen que no, que él solo va a establecer dónde está el dinero. 

Agregó que la fiscalía tiene 283 denuncias, pero son miles las personas perjudicadas en ese proceso, lo que implica que hay una gran cantidad de ciudadanos que tienen esperanza de conseguir un dinero que no existe. 

“Y entre estas 283 personas, después de nosotros hacer un cotejo, tenemos un estimado de que le han entregado a Portorreal más o menos una cantidad de 16 millones de pesos”, cuantificó la representante del Ministerio Público. 

Dijo que realizaron un allanamiento y en estos momentos están analizando, realizando un conteo, y revisando las pruebas que encontraron. 

Delitos alta tecnología

La magistrada Rosalba Ramos mostró su preocupación por el auge que ha alcanzado en el país los delitos de alta tecnología, los cuales generan más recursos que el narcotráfico, con el agravante de que existe mucha impunidad con ese ilícito penal. 

Dijo que conforme se ha incrementado el uso de la tecnología por las actividades virtuales que han sustituido a las presenciales como consecuencias de la pandemia del Covid, ese delito ha crecido bastante. 

“Cuando comencé a investigar me horroricé al ver las cantidades de dinero que mueve ese delito, ya de manera general, porque cuando a ti te hablan del narcotráfico tu te asusta, igual que cuando se habla de homicidio, pero el delito de alta tecnología suena interesante y hasta inteligente, pero tiene mucho dinero, mucho más que el narcotráfico”, explicó la fiscal del Distrito. 

Ramos puntualizó que es un delito que tiene altos niveles de impunidad, lo que incentiva a los delincuentes que se dedican a esa práctica a extender sus fechorías. 

“peor aún, la tasa de judicialización es casi nula, es decir, es exorbitante lo que estamos hablando, porque estoy ganando dinero, y no me están procesando”, lamentó. 

Sostuvo que la fiscalía que dirige no está procesando esos delitos porque no cuenta con los elementos de pruebas suficientes, entre ellos está la misma víctima. 

“Porque la víctima, luego de que pasó por ese mal momento, no quiere pasar por la fiscalía, cuando se trata de extorsión, es decir cuando tienen fotos íntimas, las personas no quieren judicializar por no ver sus fotos en un tribunal”, detalló. 

La funcionaria del Ministerio Público dijo que a pesar de que la ley protege a la víctima, y que se puede ir a un juicio a puerta cerrada donde solo estará el juez y las partes, las personas no quieren correr ese riesgo. 

“Porque una foto, donde tu ha caído en el desliz de mandar una foto de una parte íntima, ya lo que tu quieres es borrar eso, pagar la extorsión, y olvidar el caso”, sostuvo la fiscal. 

Insistió en que la fiscalía está muy preocupada, porque si bien es cierto que no se puede obligar a la ciudadanía a denunciar, sin embargo, el no hacerlo da complicidad y permiso a esos delincuentes para que lo sigan haciendo y se continúen lucrando sin haber ningún nivel de consecuencias. 

Precisó que el deber del Ministerio Público es que el ciudadano tenga la mayor cantidad de información para que pueda tomar decisiones, y está en la obligación de mantener el secreto de la víctima cuando se trata de extorsión por un tema de imagen íntima. 

 

 

Fuente: El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *