SOBRADAS RAZONES !!

Nacionales

Por: Alfonso Feliz Polanco

El inquilino del Palacio nacional, quien en sus cotidianas declamaciones poéticas provoca los aplausos de los cautivos espectadores apostados en los balcones de palacio; en otro ensayo literario se estrena con una extraordinaria pieza literaria mitológica, en la cual busca extrapolarnos a su mundo imaginario. Pues, resulta y viene a ser que, el príncipe palaciego una vez más ha salido un momento de su burbuja, y asomando la cara nos ha deleitado con su sin igual imaginación, al describir la justicia dominicana como «SANA».
Pensándolo bien, el director de la orquesta palaciega pudiera tener sobradas razones para hacer tan descabellada calificación.Toda vez que, su justicia ha respondido oportuna y efectivamente ante los innumeros escándalos de manejos abusivos y arbitrarios de los recursos públicos, en que cotidianamente incurren los infuncionarios de su gobierno.
Puede ser una imagen de 1 persona y texto que dice "D INICANA: ELBOLETINRD.COM.DO Abinader dice la justicia goza de buena salud y "no reconoce vacas sagradas" ElBoletinRD"
Para muestra basta un botón: para satisfacción del pueblo dominicano la justicia ha actuado con prontitud y ejemplaridad poniendo en acción al PEPCA en los casos de dilapidación de los 106 millones de Peña GUABA, los cientos de millones regalados por la DICOM de Milagros GERMÁN, los miles de millones «pagados» por asesorías superfluas, los millones de pesos por compra de computadoras LAPTOP y celulares sobre abultados en el MINERD, los millones regalados al Ministro de Agricultura, quien funge como proveedor del Estado paralelamente a su condición de Ministro, las recurrentes violaciones a la ley de compras y contrataciones.
Cuando el año 1997 someti mi ante proyecto de tesis de grado, para optar por la condición de licenciado en Derecho, de la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE SANTO DOMINGO, UASD. escogi como tema
«ROL DEL.MINISTERIO PÚBLICO COMO REPRESENTANTE DE LA SOCIEDAD «, tema con el cual pretendía establecer mi convicción en el sentido de que, los representantes del MINISTERIO PÚBLICO debían ser seleccionados con el mismo criterio y procedimiento de escogencia aplicado para los magistrados jueces, es decir dentro la escuela de de magistratura. Entendiendo que estos servidores de la justicia no deben ser designados mediante decreto del poder ejecutivo; ello así puesto que, no estarían tan directamente supeditados o narigoneados bajo las directrices de.palacio.
Es innegable el anhelo albergado por los dominicanos, de poder contar con un sistema judicial real y efectivamente independiente de toda injerencia política o de cualquier estamento del Estado; sin embargo pese a los avances que hemos alcanzado, aún sigue siendo un sueño tal deseo. Pues, lastimosamente sigue imperando el clientelismo político a la hora de ocupar una determinada posición en el ámbito del ministerio público.
Fuente: Losa Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *