Política

OPINION: La cuarta vía y el outsider para el 2024

imagen

EL AUTOR es abogado. Reside en Puerto Plata.

¿Qué pasaría en el escenario del 2024, si este gobierno termina por el mismo camino de la administración anterior? Es decir, desacreditado totalmente, y provocando una nueva desilusión en los que cifraron su esperanza en un verdadero cambio con Luís Abinader y su PRD (hoy PRM).

En el caso hipotético que este gobierno fracasara, ni la Corporación del PLD ni su desprendimiento llamada Fuerza del Pueblo, en mi opinión, tendrían posibilidades solidas de alcanzar el Poder, salvo el remoto caso que se vuelvan a reunificar en torno a una sola candidatura (un remoto acuerdo logrado entre Leonel Fernández y Danilo Medina), lo cual es altamente dudable, pues con la inhumación del Boschismo en ambos sectores, el Maquiavelismo se apoderó de esa Corporación Económica y su desprendimiento, en donde la regla es que los fines justifiquen siempre los medios.

¿Qué podría ocurrir entonces? La irrupción en el escenario político de una 4ta vía, la cual podría contar con sectores incluso provenientes del mismo PRM (Un Ramón Alburquerque consciente que la agenda de su PM no es la suya), del mismo Peledeismo (proveniente de los verdaderos Boschistas que aún subsisten allí), y de algunos decepcionados con la falta de diferenciación de la Fuerza del Pueblo.

Esa 4ta vía podría ser el resultado del uso de una plataforma política ya existente (como AlPaís), o simplemente basada en un movimiento nacional completamente nuevo (con raíces en la Marcha Verde), en ambos casos llevando como opción electoral un outsider (como el Dr. Nieves, etc.).

No creo que el desgaste que acusan los partidos mayoritarios les prolongue la vida más allá de otro fracaso del PRD (hoy PRM) en este cuatrienio, por lo que todas las condiciones estarían dadas para que el electorado se vuelque detrás de una candidatura totalmente nueva, sin vínculos partidarios tradicionales, y sobre todo con una credibilidad incuestionable.

Algunos podrán decir que se trata de un mero sueño, pero tal como decía Walt Disney, casi todo precisamente comienza con un sueño, y son los partidos tradicionales los que están posibilitando que ese sueño se convierta en realidad en el 2024.

Pienso que solo un desempeño decente del actual gobierno (en términos de resultados), podría alejar significativamente esa posibilidad, en su defecto, lo más natural es que termine sucediendo.

Más de uno dirá que el sistema de partidos aún sigue fuerte, y no lo pongo en duda, pero también percibo que el sistema ya no está en condiciones de soportar un nuevo fracaso.

Parafraseando a Rómulo Gallegos, pues también le es aplicable a los electores dominicanos, podemos decir, que si las circunstancias continúan invariables, y persisten en no acogerse a ellos, serán ellos los que tendrán que acogerse a ellas, lo que los podría arrastrar a ponderar y asumir, una nueva aventura electoral.

JPM

Fuente: Al Momento

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba