Cine & TV

De Andra Day a Frances McDormand: el Óscar a mejor actriz no tiene favorita

La cantante y ahora actriz se metió en la piel de la leyenda del jazz Billie Holiday

Los Ángeles.- Pocas categorías hay más abiertas en los Óscar de la pandemia que el premio a la mejor actriz, un galardón con estupendas aspirantes como Andra Day, Frances McDormand o Viola Davis, pero sin ninguna favorita destacada de antemano.

A diferencia del Óscar al mejor actor, donde el desaparecido Chadwick Boseman es sin duda el rival a batir por «Ma Rainey’s Black Bottom», la distinción de mejor actriz no ha encontrado su favorita tras una extraña temporada de premios de Hollywood en la que cada gala ha dado este galardón a una intérprete diferente.

Así, los Globos de Oro reconocieron a Andra Day («The United States vs. Billie Holiday»), los premios del Sindicato de Actores de Hollywood (SAG) coronaron a Viola Davis («Ma Rainey’s Black Bottom») y los Bafta distinguieron a Frances McDormand («Nomadland»).

Con este panorama, y sin olvidar a las también maravillosas Carey Mulligan («Promising Young Woman») y Vanessa Kirby («Pieces of a Woman»), la carrera al Óscar a la mejor actriz se presenta tan emocionante como incierta.

ANDRA DAY, UNA HISTORIA PERSONAL CON BILLIE HOLIDAY

Andra Day no podía haber elegido mejor su primer papel protagonista en el cine tras una carrera artística dedicada a la música.

Con «The United States vs. Billie Holiday», la cantante y ahora actriz se metió en la piel de la leyenda del jazz Billie Holiday, de quien ya había tomado su apodo, «Lady Day», para dar forma a su nombre artístico Andra Day.

Tomando el relevo de Diana Ross en «Lady Sings the Blues» (1972), Andra Day ha arrasado con su interpretación de la cantante y dio la sorpresa en los Globos de Oro como mejor actriz dramática pese a que su película tuvo un recibimiento bastante tibio por parte de la prensa.

Pero esto no debería desanimar a Day: la también muy musical «Judy» (2019) no enamoró a la crítica y, sin embargo, Renée Zellweger acabó con la estatuilla por su recreación de Judy Garland.

FRANCES MCDORMAND, A POR EL TRIPLETE

Con dos Óscar a la mejor actriz por «Fargo» (1996) y por «Three Billboards Outside Ebbing, Missouri» (2017), Frances McDormand va a necesitar ayuda para sujetar a la vez todas sus estatuillas si, finalmente, «Nomadland» le da su tercer premio de la Academia de Hollywood.

Sería un logro mayúsculo, ya que solo las actrices Meryl Streep e Ingrid Bergman han ganado tres Óscar mientras que la reina absoluta de la interpretación, tanto femenina como masculina, sigue siendo Katharine Hepburn, con un repóker de galardones.

«Nomadland» saca partido de las miradas y los silencios de una McDormand volcada en la deriva de Fern, la protagonista de esta poética mirada a los desplazados por el capitalismo en EE.UU. que llega lanzadísima a los Óscar tras triunfar en los Globos de Oro o los Bafta.

Esta película de la cineasta Chloé Zhao fue un proyecto muy personal para McDormand, que se involucró en ella como productora cuando, anteriormente, solo había desempeñado esta función en la cinta «Every Secret Thing» (2014) y en la serie limitada (miniserie) «Olive Kitteridge» (2018).

Además, las opciones de McDormand para la gran fiesta del cine con la sexta nominación de su carrera han aumentado algo después de su victoria en los Bafta, el clavo ardiendo al que se agarraba Carey Mulligan («Promising Young Woman») para no descolgarse de la carrera a los Óscar.

VIOLA DAVIS, TEATRO EN LA GRAN PANTALLA

El apasionado estilo interpretativo de Viola Davis ha encontrado en las adaptaciones teatrales en el cine un vehículo inmejorable para brillar.

«Fences» (2016), la versión cinematográfica de la obra de August Wilson a cargo de Denzel Washington, le dio su primer Óscar, algo que se podría repetir con «Ma Rainey’s Black Bottom», otro texto de Wilson, ahora bajo la dirección de George C. Wolfe.

Se trata de la cuarta nominación para Davis, que en esta ocasión da vida a la tempestuosa y visceral cantante de blues Ma Rainey.

Con una acción encuadrada en una complicada sesión de grabación, esta cinta presenta uno de los duelos interpretativos más explosivos de estos Óscar: Viola Davis frente a un igualmente fabuloso Chadwick Boseman en su último papel antes de morir.

Una de las principales bazas de Davis para los Óscar es que se trata de una persona muy querida y respetada dentro de la industria, algo que se vio en el galardón a la mejor actriz que recibió recientemente en los premios del Sindicato de Actores de Hollywood (SAG).

CAREY MULLIGAN, UN TORBELLINO SIN FORTUNA

Parecía que Carey Mulligan tenía mucho su favor para comerse a bocados los Óscar con la impactante «Promising Young Woman», pero una desafortunada temporada de premios en la que no ha podido brillar como quisiera ha desinflado las credenciales de la británica para anotarse su primera estatuilla.

En cualquier caso, esta es la segunda candidatura para Mulligan, que con 24 años pisó la alfombra roja de Los Ángeles (EE.UU.) por su espléndido papel en «An Education» (2009).

En «Promising Young Woman», la feminista ópera prima de la cineasta Emerald Fennell, Mulligan da un recital de poderío y de variedad de recursos, desde la comedia noventera al thriller de venganza pasando de puntillas por el terror, en esta arrebatadora cinta llamada a ser uno de los títulos clave del #MeToo en el cine.

Pase lo que pase en estos Óscar, la carrera de Mulligan sigue en línea ascendente y ya tiene decidido su próximo gran proyecto: ponerse a las órdenes de Bradley Cooper en la cinta biográfica «Maestro» sobre el titán de la música clásica Leonard Bernstein.

VANESSA KIRBY, LA MATERNIDAD ROTA

El durísimo luto de una madre rota que pierde a su hija durante el parto le ha servido a Vanessa Kirby la primera nominación al Óscar de su carrera por «Pieces of a Woman».

La británica, aplaudida sin excepción por su desgarrador trabajo en esta cinta del húngaro Kornél Mundruczó, en la que se mide a todo un icono de Hollywood como Ellen Burstyn, ganó la Copa Volpi a la mejor actriz en la Mostra de Venecia.

«Pieces of a Woman» supuso un importante cambio de rumbo para Kirby, que últimamente había pasado con éxito por sagas gigantescas como «Mission: Impossible» o «Fast & Furious» y que se dio a conocer para el gran público como la princesa Margarita en las dos primeras temporadas de «The Crown».

Aunque «Pieces of a Woman» recibió críticas notables, a esta película y a «The United States vs. Billie Holiday» les pasa algo parecido que lastra los argumentos para el Óscar tanto de Vanessa Kirby como de Andra Day: ambas cintas solo son candidatas al premio a la mejor actriz.

Fuente: EFE

Fuente: CDN

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba