Política

OPINION: Que se pare el inicio del proselitismo

Se inician los efluvios de la lucha temeraria por el poder. Los partidos políticos dan los pasos iniciales para posesionar a sus precandidatos en las venideras elecciones presidenciales, congresuales y municipales. Un movimiento a destiempo, que presagia vientos tormentosos.

Militantes de los tres principales partidos dejan ver ya sus inclinaciones por diferentes cargos, y debe ser la dirección máxima de los mismos que evite un desbordamiento a destiempo de pasiones. No hay condiciones ahora mismo para iniciar una campaña política, aunque sea solapada y bajo techo.

La Junta Central Electoral se debe pronunciar tajantemente al respecto. Debe dejar bien claro que en su momento se podrán dar los pasos de precandidaturas, pero que ahora mismo sería una innecesaria distracción en lo fundamental que es la lucha contra la pandemia.

En el gobernante Partido Revolucionario Moderno se desatan las compuertas con la versión de que se podrían modificar los estatutos, para que se pueda reelegir el presidente Luis Abinader. Son parte de las inconsistencias de los partidos políticos. La Constitución permite dos mandatos, pero en los estatutos de grupos políticos la reelección está prohibida.

Pero si Abinader aspira modificar los estatutos sería la acción de  un plumazo, aunque encontraría resuelto enfrentamiento del sector de Hipólito Mejía. Dos fuerzas mayoritarias cohabitantes en el PRM: las tendencias de Abinader y la de Hipólito. De seguro que estos dos sectores se enfrentarán en las venideras elecciones internas para escoger al candidato presidencial.

Hipólito no va. Por razones Diversas es difícil que quiera ser candidato de nuevo, pero su grupos tiene para escoger  al favorito  de un segmento empresarial, David Collado, o a la alcaldesa, Carlina Mejía. Por lo pronto ya está abierta la lucha para modificar los estatutos que permitan la reelección presidencial  en el PRM.

En el Partido de la Liberación Dominicana hay por lo menos siete precandidatos a la nominación presidencial. El PLD ya es una propiedad privada de Danilo Medina, pero habrá que ver si su dedo tiene la suficiente fuerza para escoger al próximo candidato presidencial. Danilo va a tratar de colocar a uno de sus hombres de confianza, sin importar los resultados de los votos.

Visto al día de hoy, en el grupo de Leonel la pugna será por las candidaturas  congresuales y municipales. En un partido hecho a su imagen y semejanza no se vislumbra que alguien le desafíe aspirando a la presidencia de la república. En la derechización política del continente a los ex-presidentes no les ha ido bien en su intento de retorno.

Pero todo es a destiempo. Ahora hay un grave problema sanitario y las elecciones están muy lejos. Lo ideal es seguir trabajando para hacer frente a los problemas urgentes del país, y dejar la actividad partidista para cuando falten dos años para las elecciones. Que se pare el inicio de proselitismo que ahora mismo luce  sería preocupante y desbordado.

Fuente: Al Momento

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba