Nacionales

Muere una leyenda.

Por David Salvador.

Ha fallecido Marcio Veloz Maggiolo, una de las figuras más importantes de la cultura dominicana.

Novelista, cuentista, poeta, ensayista, antropólogo, pintor… Su talento abarcaba distintas disciplinas y en todas alcanzó niveles de maestría sorprendentes.
Catedrático, diplomático, periodista cultural, su capacidad de trabajo ayudó a construir una gran obra que ha quedado en sus numerosos libros y en la conciencia de quienes lo conocieron.

Afable, caballeroso, con una curiosidad permanente que le permitió manejar temas disímiles, se puede decir que don Marcio era una enciclopedia viviente.
Participó y apoyó a importantes grupos y generaciones literarias, (La Generación del 48, La Generación del 60, El Puño…) y estimuló a los jóvenes escritores a seguir su vocación.

Para nosotros queda el hueco de su persona y de su obra,
una obra que lo mantendrá vivo a través del tiempo en la memoria cultural de nuestro país.

Entre los galardones que ha recibido está el Premio Nacional de Poesía (1961) por Intus; Premio Nacional de Novela (1962) con El buen ladrón; Premio Nacional de Novela (1981), La biografía difusa de Sombra Castañeda; Premio Nacional de Cuento (1981), y  La fértil agonía del amor.

Premio Nacional de Novela (1990) con Materia prima; Premio Nacional de Novela (1992), Ritos de Cabaret; Premio Nacional de Literatura (1996) y Premio Feria Nacional del Libro (1997) por Trujillo, Villa Francisca y otros fantasmas.

Maggiolo un ejemplo a seguir por los nóvele escritores y todo aquel amante de las buenas costumbres, fue un hombre respetuoso, caballeroso y decente con los de su época y los más jóvenes, paz al alma de Don Marcio Veloz Maggiolo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba