Nacionales

Luis Carvajal afirma es “irregular” permiso ambiental para barcaza en río Ozama


Luis Carvajal | Foto: Kelvin de la Cruz

El ambientalista Luis Carvajal aseguró este jueves que la planta Estrella del Mar II de la empresa de generación eléctrica Seaboard, que está instalada en el río Ozama, está en “violación” de la Ley General sobre Medio Ambiente, porque el permiso ambiental que le renovó el exministro Ángel Estévez en el 2020 es “irregular”.

Durante una entrevista telefónica en El Gobierno de la Tarde, Carvajal explicó que el tiempo que ellos necesiten para desmontar esa barcaza “es un problema de ellos”, porque cuando se aprobó la ley 64-00, se dieron dos plazos; uno para que las industrias se acogieran a los nuevos parámetros ambientales y otra para que los que tenían que moverse de lugar se movieran, por lo que Seaborad fue notificada para su traslado.

En ese sentido, enfatizó que en el 2017 cuando a esa empresa no se le renovó la licencia ambiental, ellos estaban “obligados”, no solo a paralizar sus actividades, sino también a crear un plan de traslado y que ahora esa planta está “en violación de la ley, en violación de la ley ampliar esa o renovar permiso constituye un delito”.

“Esa renovación es irregular, ese permiso que dio Ángel Estévez no pasó por el comité de validación técnica del Ministerio de Medio Ambiente y eso es perfectamente comprobable, eso se puede verificar simplemente pidiendo los papeles”, indicó el ambientalista al referirse al permiso del 2020.

En ese sentido, puntualizó que en el caso de que el referido permiso haya pasado por el comité validación técnica del ministerio y si Estévez tomó una decisión por encima de la ley ,“está en la obligación el ministerio de corregir eso”.

El biólogo hizo esas declaraciones luego de aclarar que el río Ozama tiene múltiples fuentes de contaminación y que la planta de Seaboard es uno de las fuentes más importante, ya que, al utilizar el agua del río como sistema de enfriamiento genera un calentamiento que disminuye la disponibilidad del oxigeno y afecta “seriamente” la calidad del agua; y segundo los gases que emite la chimenea de la barcaza.

 

Abigail Díaz

Fuente: La Z Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba