Deportes

Yermín Mercedes completa jornada histórica; Álvarez y Berrios brillan con triunfos


Yermín Mercedes | Foto: @whitesox

Pocos podían imaginarse que el comienzo de la nueva temporada del béisbol profesional de las Grandes Ligas tuviese a un novato de 28 años, el dominicano Yermín Mercedes, como el héroe histórico que pasó del ostracismo en las menores a empatar una marca de todos los tiempos.

Mercedes, como bateador designado de los Medias Blancas de Chicago, continuó su increíble inicio de temporada, empatando uno de los récords más antiguos de la historia de las mayores al estar perfecto en los ocho primeros ocho viajes al plato.

Después de haberse ido de 5-5 en el día inaugural, debutó como titular, Mercedes siguió encendido en la jornada del sábado al pegar de hit en su tres turnos iniciales al bate, incluido el primer cuadrangular en Grandes Ligas.

De esta manera, Mercedes se convirtió en el primer jugador en toda la “Era Moderna” (desde 1900 a la fecha) en iniciar su campaña con ocho imparables consecutivos.

En el proceso, se convirtió también en el único jugador en la historia que ha iniciado su carrera como titular con ocho imparables de forma continua.

El primer imparable del dominicano durante la jornada del sábado llegó en la segunda entrada, con un bestial cuadrangular por todo el jardín central, el primer vuelacercas de su carrera.

Mercedes siguió con un sencillo al jardín central, que produciría su segunda carrera del encuentro. Luego llegó el doblete impulsador de una vuelta más entre los jardines central e izquierdo y, durante su último turno del partido, en la parte alta del octavo episodio, terminó la racha con un elevado a las manos del jardinero Mike Trout.

A pesar de la histórica actuación de Mercedes, de tres hits en cuatro turnos y dos impulsadas, no fueron suficientes a la hora de evitar la derrota del conjunto de Chicago frente a los Angelinos de Los Angeles, que se impusieron 5-3.

Su histórico comienzo tiene a Mercedes bateando para un promedio de .889, junto a un porcentaje de embasarse (OBP) de .889 y un slugging (SLG) de 1.444, buenos para un OPS de 2.333, que lo dejan con las mejores estadísticas en las Grandes Ligas en lo que va de competición y al menos desde 1900 ningún pelotero habían comenzado una temporada con ocho imparables seguidos.

El toletero de Chicago conectó hits en sus primeros tres turnos al bate el sábado contra Alex Cobb para tener un inicio de temporada bateando de 8-8 en la derrota de los Medias Blancas por 5-3 ante los Angelinos de Los Angeles en Anaheim.

Chris Stynes tenía la racha más larga de hits para iniciar una temporada en la era de expansión con siete en 1997, una hazaña que ahora supera Mercedes. El récord de hits consecutivos de los Medias Blancas es de 10, que comparten Harry McCurdy (1926), Rip Radcliff (1938) y Frank Thomas (1997).

Otro toletero latino que brilló en la jornada sabática con luz propia fue el bateador designado cubano Yordan Álvarez que pegó cuadrangular de tres carreras y ayudó a su equipo de los Astros de Houston a vencer por paliza de 9-1 a los Atléticos de Okland.

Álvarez, que se fue de 5-3 con dos carreras anotadas y tres impulsadas, dejó en evidencia a los seguidores de los Atléticos que siguieron abucheando a los Astros, en recuerdo por el escándalo del robos de señales ocurrido en la temporada del 2017.

El poder de Álvarez y su compatriota Aledmys Díaz, que tuvo de 5-3 con dos carreras y una producida, demostró que los Astros llegaron a Okland decididos a demostrar que son un equipo con un bateo poderoso y ganador.

Como el que aportó el receptor dominicano Gary Sánchez, que pegó cuadrangular por segundo encuentro consecutivo y los Yanquis de Nueva York se impusieron 5-3 a los Azulejos de Toronto.

Sánchez se unió a Elston Howard, quien desde 1963 era el único receptor de los Yanquis que había disparado cuadrangular en los primeros dos partidos de una temporada.

Pero si hubo protagonismo latino desde la caja de bate, desde el montículo sucedió lo propio con los abridores, el puertorriqueño José Berrios al frente, junto al veterano colombiano Julio Teherán.

Berríos, en su primera salida de la temporada, abanicó a 12 bateadores rivales y no permitió imparables en seis entradas, del partido que su equipo de los Mellizos de Minnesota ganaron por blanqueada de 2-0 a los Cerveceros de Milwaukee.

En abridor puertorriqueño de 26 años se convirtió en el primer lanzador de los Mellizos en tener más de 12 ponches en seis entradas en un partido desde que el dominicano Francisco Liriano lo hiciera en el 2012.

Teherán, de 30 años, no tuvo la brillantez de Berrios, pero supo resolver los problemas durante su debut con los Tigres de Detroit, que se impusieron 5-2 a los Indios de Cleveland.

El derecho colombiano (1-0), que llegó al club sin ser incluido en la nómina sino como invitado a la pretemporada, aceptó una carrera y cuatro imparables en cinco entradas, en lo que fue su primer triunfo desde 2019, cuando estaba con los Bravos de Atlanta.

Teherán tuvo una efectividad desastrosa de 10.05 con los Angelinos de Los Ángeles el año pasado, en la campaña abreviada a 60 partidos por la pandemia del coronavirus.

Agencia EFE

Fuente: La Z Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba