Viceministro Víctor Castro: “Estamos endureciendo el acceso a las armas de fuego”

Nacionales

Víctor Castro, viceministro de Control de Armas | Foto: Kelvin de la Cruz

El viceministro de Control y Regulación de Armas y Municiones del Ministerio de Interior y Policía, Víctor Castro, aseguró este martes que esa institución está endureciendo el acceso a las armas.

“Nosotros estamos endureciendo el acceso a las armas de fuego”, dijo en entrevista en La Z con el Pueblo al precisar que eso se logra cumpliendo con los requisitos que anteriormente eran fáciles de vulnerar.

A su juicio, en el pasado habían personas que daban positivo a pruebas de drogas y acordaban con el laboratorio para no subir al sistema ese resultado, yéndose a otro laboratorio con un previo convenio para obtener un test negativo.

“Lo mismo que con los psiquiatras y psicólogos que habían pruebas falseadas”, aseveró al revelar que en la investigación hecha por la gestión que encabeza Jesús Vásquez.

Castro admitió que Interior y Policía no cuenta con un cuerpo de psicólogos, sino con lugares certificados para realizarse las pruebas. Añadió que cuentan con un sistema aleatorio, incluso sin que los propios colaboradores sepan a cuál se va a dirigir el usuario.

“Un ciudadano que quiera acceder a una licencia por primera vez, o sea va a comprar un arma nueva, en ese aspecto cambió porque antes el usuario compraba un arma y luego iba a solicitar una licencia”, explicó.

El funcionario enfatizó que hay una marcada supervisión sobre las tiendas de armas.

Indicó que previo a comprar el arma, el usuario debe pre calificarse, sometiéndose a la rigurosidad de los procedimientos, 

“Se le va a someter a pruebas de antidoping y de alcohol”, advirtió al manifestar que se medirá el nivel de concentración alcohol en la sangre, “eso no se consigue ni con una borrachera”.

No habrá gracia

El viceministro de Control y Regulación de Armas y Municiones del Ministerio de Interior y Policía criticó la “prostitución” de las gracias para renovar permisos, tal como sucede con el del marbete. En ese sentido, Castro dijo que tener un arma no es un derecho, por lo quienes estén atrasados con los pagos de permisos de porte de armas no deben aspirar a que les sean apliquen gracias.

“Con las armas de fuego aquí había un relajo, todos los años había gracia”, apuntó al agregar que las estadísticas indican que la gracia no contribuye al pago, sino que más bien hace que los usuarios esperen al año próximo para pagar.

“Cada año, a pesar de la gracia, menos personas están renovando”.

Moisés Arias



Periodista egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Coordinador matutino de Z101 Digital. Síguelo en Twitter como @MoisesArias01

Fuente: La Z Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *