Apuestas en el Super Bowl LV caerán un 37 % debido a la pandemia covid-19

Deportes

Campo de la NFL | Reutilización

Unos 2,2 millones de estadounidenses planean apostar en el Super Bowl LV, combinándose para arriesgar aproximadamente 4.300 millones de dólares, una disminución de cerca de 37 por ciento, comparada con respecto al año pasado.

Estas cifras se basan en una investigación de la American Gaming Association (AGA, en inglés) publicada este martes.

Sin haber podido controlar la pandemia del coronavirus, ambas cifras son inferiores a las estimaciones del año pasado de la AGA, a pesar de que 36 millones más de estadounidenses tienen acceso a casas de apuestas legales en su estado o jurisdicción.

Una investigación similar de la AGA el año pasado estimó que 26 millones de estadounidenses se combinarían para apostar 6.800 millones de dólares en el Super Bowl LIV.

Se espera que la pandemia reduzca la cantidad apostada en las casas de apuestas minoristas y reduzca las apuestas casuales, como las piscinas, oficinas y plazas que se realizan en entornos sociales.

Sin embargo, las apuestas en línea en el enfrentamiento del domingo entre los Chiefs de Kansas City y los Buccaneers de Tampa Bay podrían aumentar considerablemente, de acuerdo con la investigación, con un récord de 7,6 millones de estadounidenses que potencialmente hacen apuestas en aplicaciones de móviles y sitios web, un aumento del 63 por ciento año tras año.

La investigación se basa en una encuesta en línea de 2.198 adultos realizada la semana pasada por la firma de encuestas Morning Consult en nombre de la AGA.

Desde el Super Bowl del año pasado, siete jurisdicciones más han lanzado mercados legales de apuestas deportivas: Colorado, Illinois, Michigan, Montana, Tennessee, Virginia y el Distrito de Columbia. Las casas de apuestas legales ahora están operando en 20 estados y el Distrito de Columbia.

A medida que los estadounidenses se alejaron de las casas de apuestas extranjeras y no reguladas, se apostaron más de 21.000 millones en las casas de apuestas del país en el 2020, frente a los 13.000 millones en el 2019.

Más de 210 millones en impuestos estatales y locales se generaron en el mercado de apuestas deportivas de Estados Unidos en el 2020, según la AGA.

Las casas de apuestas minoristas de Las Vegas, normalmente llenas el domingo del Super Bowl, se están preparando para cualquier posible disminución en las apuestas en persona.

Se estima que 1,4 millones de estadounidenses podrían apostar en persona en las casas de apuestas este año, un 61% menos que en el 2020, destacó la investigación.

Menos apuestas en Nevada podría ser un resultado neto positivo para los apostadores, algo que no sería bueno para los casinos de Las Vegas.

Desde 1991, cuando Nevada Gaming Control comenzó a rastrear los resultados de las apuestas en el Super Bowl, las casas de apuestas del estado han sufrido una pérdida neta sólo dos veces, en 1995 en el partido Chargers de San Diego contra los 49ers de San Francisco, y en 2008 en el encuentro Giants de Nueva York contra los Patriots de Nueva Inglaterra.

Esta vez el 56 por ciento de los apostadores en la encuesta de la AGA dijeron que planeaban ir a favor de los Chiefs, actuales campeones defensores del Super Bowl y el 44 por ciento por los Buccaneers, que llegan con el veterano mariscal de campo Tom Brady como la gran figura y protagonista, que puede hacer la diferencia.

Brady, de 43 años, disputará su décimo Super Bowl, después de haberlo hecho nueve veces más con su anterior equipo de los Patriots de Nueva Inglaterra a los que guió a seis títulos de campeones del trofeo Vince Lombardi.

Agencia EFE

Fuente: La Z Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *