Uncategorized

Las pocas descargas ponen en duda la eficacia de la app de rastreo en Italia


GPS, imagen de referencia | Foto: Pixabay

Italia ha puesto toda su confianza en la aplicación para teléfonos móviles de rastreo de positivos como una importante herramienta para evitar la difusión del coronavirus, pero las pocas descargas desde su lanzamiento ponen en duda su eficacia.

Los desarrolladores de la aplicación de rastreo “Immuni” (Inmunes) explicaron que desde que se lanzó el 4 de junio ha sido descargada por “cuatro millones de personas” y destacan “que esto no es suficiente”.

“El número de descargas sigue siendo un resultado insatisfactorio en comparación con las decenas de millones de italianos que podrían descargarla, ojalá aumenten para estar preparados si la epidemia se intensifica”, señaló Luca Ferrari consejero de administración de Bending Spoons, la compañía que ha creado la aplicación, en una entrevista en el diario “La Repubblica”.

La efectividad de una aplicación como esta crece rápidamente con la difusión, “si decenas de millones la instalan con el poder de esta herramienta sería enormemente superior”, añadió.

Por su parte, la ministra de Innovación, Paola Pisano, confirmó que la app ha sido descargada por 4,6 millones de ciudadanos residentes en Italia, lo que supone el 12 % de la población entre 12 y 74 años.

Explicó que gracias a ella se han detenido dos brotes, al haber interceptado a 100 personas que habían estado en contacto con dos positivos.

Destacó que cuanto más se descarga, más aumenta su utilidad y que el comité científico técnico creado por el Gobierno para gestionar la pandemia “ha subrayado la importancia del uso de la aplicación sobre todo cuando comience el año escolar”.

Los estudios han observado que para que este tipo de aplicaciones de rastreo sean eficaces tendrían que ser descargadas al menos por el 60 % de la población.

La aplicación utilizada en Italia se descarga solo de forma voluntaria y solo el usuario tendrá acceso a los datos. Desde su activación grabará los contactos que se han mantenido también con otras personas que hayan descargado el programa a través de “bluetooth” y también los recorridos realizados.

Si la persona que está utilizando la aplicación da positivo en COVID-19, podrá dar su consentimiento para el procesamiento de sus datos almacenados en el teléfono móvil, lo que permitirá rastrear a todas las personas con las que entró en contacto en los días anteriores y reconstruir el historial de sus movimientos.

La persona que ha estado cerca de una persona positiva durante el tiempo considerado con posibilidad de contagio será alertada con la app y podrá voluntariamente ponerse en contacto con el servicio sanitario directamente desde la aplicación.

Ninguno de los datos recopilados se grabará o divulgará antes de que el paciente, si se ve afectado por COVID-19, haya decidido dar su consentimiento para su uso, se explica.

Además, la aplicación respeta los parámetros de privacidad indicados por la Unión Europea: descarga voluntaria, uso temporal, cumplimiento de la legislación europea sobre privacidad y tecnología “bluetooth” para evitar invasiones de geolocalizaciones. 

Agencia EFE

Fuente: La Z Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba