Internacionales

Haití vive primera de dos jornadas de huelga para denunciar clima de violencia


Protestas en Haití | Foto: EFE/ Jean Marc Herve Abelard

La mayor parte de las actividades han quedado paralizadas este lunes en las principales ciudades de Haití como consecuencia del comienzo de una huelga general de dos días convocada por los sindicatos del transporte y apoyada por varias decenas de organizaciones de la sociedad civil.

Esta huelga se puso en marcha para denunciar el clima de inseguridad, la violencia y el importante aumento de los casos de secuestro en todo el país en los últimos meses.

En esta primera jornada de paro, el transporte público no circula por las calles, aunque sí se ven mototaxis y personas que van a pie, así como patrullas policiales circulando por algunas calles del área metropolitana de Puerto Príncipe.

El comercio, las escuelas, la administración pública y privada no están funcionando, y todo el sector informal se ve afectado por este movimiento de huelga.

También en las calles de Les Cayes (sur) varios centenares de personas se manifiestan para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise este próximo 7 febrero.

El mandatario se dirigirá a la nación a mediodía a través de su página de Facebook, según anunció ayer, unas horas después de la celebración de manifestaciones antigubernamentales en todo el país para exigir su salida del poder el 7 de febrero, fecha que constituye para la oposición y diferentes gremios y organizaciones el fin del mandato de Moise.

La oposición argumenta que el mandato del presidente termina en febrero de 2021 en virtud de un artículo de la Constitución que prevé un adelanto del inicio del período presidencial si hay problemas con el recuento de votos en las elecciones, artículo aplicable a este caso por lo que ocurrió con las elecciones de 2015, anuladas por denuncias de fraude y repetidas en 2016.

Sin embargo, las cuentas de Moise, que asumió el poder el 7 de febrero de 2017 para cumplir un mandato de cinco años, le permiten permanecer en la jefatura del Estado hasta 2022, para lo que cuenta con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y otros países.

En medio de la incertidumbre política, Moise promueve una reforma constitucional, que espera sea sometida a un referéndum en abril próximo, antes de las elecciones presidenciales y legislativas programadas para el 19 de septiembre.

La Federación de Colegios de Abogados, diversas organizaciones civiles y partidos opositores consideran que el Consejo Electoral Provisional nombrado unilateralmente por el Presidente Jovenel Moise “no tiene legitimidad para organizar las próximas elecciones”, según manifestó el gremio este domingo en un comunicado.

Los días previos al 7 de febrero se prevén tensos debido a la intensificación de los movimientos de protestas anunciados, mientras se advierte de que muchas personas han abandonado la capital para irse a otras ciudades y a República Dominicana, país fronterizo con Haití.

Desde julio de 2018, Haití se enfrenta a una crisis sociopolítica y económica sin precedentes con manifestaciones, algunas de ellas violentas, y repetidos llamamientos a la dimisión del presidente por parte de diversos sectores de la sociedad civil.

Agencia EFE

Fuente: La Z Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba