Deportes

El norte contra el este en las distantes semifinales del béisbol dominicano


Nabil Crismatt | Foto: @EOBASEBALLCLUB

Las semifinales, del atípico torneo de béisbol profesional dominicano 2020-2021 debido al coronavirus, inician este sábado con muchos kilómetros por recorrer y el reforzamiento, a través del sorteo de jugadores de los eliminados Tigres del Licey y Leones del Escogido, de los cuatro clasificados.

Los Gigantes del Cibao y las Águilas Cibaeñas se medirán a las Estrellas Orientales y los Toros del Este, respectivamente, en las dos llaves de esta fase al mejor de 7-4, que pondrán a prueba la resistencia por las distancias entre los escenarios de los juegos.

Del estadio Julián Javier, hogar de los potros de San Francisco de Macorís (noreste), a la sede de los orientales, el Tetelo Vargas, de San Pedro de Macorís (este), hay 219 kilómetros (136.08 millas).

En tanto, del parque Cibao, de Santiago (norte), casa de las plumíferas, al corral de los taurinos, el Francisco A. Micheli, de La Romana (este), el recorrido es de 263 kilómetros (163.4 millas).

Aunque no son exagerados trayectos, comparados con los desplazamientos en otras ligas, tendrán que viajar diariamente sin el punto intermedio, el estadio Quisqueya-Juan Marichal, de Santo Domingo, que comparten los ausentes capitalinos Licey y Escogido.

Mientras los conjuntos ajustan sus autobuses, los Gigantes reciben a las Estrellas con el “Jugador Más Valioso” del campeonato y segundo en bateo (.360), Ronald Guzmán; Juan Francisco, líder de jonrones (7) y empujadas (26), y la reintegración de Carlos Peguero y Richard Ureña, apartados por lesiones.

José Sirí, Kelvin Gutiérrez, Alfredo Marte, Moisés Sierra y Abiatal Avelino se agregan a la ofensiva, y el jardinero rojo Melky Mesa.

El “Dirigente del Año”, Luis “Pipe” Urueta, anunció al derecho Richelson Peña (0-0, 2.35 de efectividad) como el abridor del primer juego por los francomacorisanos, y le seguirán el norteamericano Chris Ellis y César Valdez, refuerzo desde los Tigres.

Disponiendo de los lanzadores azules Gabriel Arias y Ulises Joaquín; Jumbo Díaz y el norteamericano Jonathan Cheshire (Leones), y sus coterráneos Ryan Kussmaul y Dustin Crenshaw.

Las Estrellas insistirán en intimidar a los oponentes con los estelares de las Grandes Ligas Robinson Canó, promedio de .500, dos vuelacercas y cuatro remolcadas, y Fernando Tatis Jr., recién integrados en la miniserie a un 3-2 que barrieron a los Leones para clasificar.

A Canó y Tatis Jr. se suman a la alineación Domingo Leyba y Junior Lake, cuatro jonrones cada uno en la regular, y Lewin Díaz, Sócrates Brito y el ‘Novato del Año’, Jeremy Peña, cuarto en bateo con .306.

El estadounidense Eric Filia ya dio señales de producir, al igual que el panameño Christian Bethancourt, y añadieron al bateador escarlata Aderlin Rodríguez y al receptor Michael de la Cruz, del Licey.

El vicepresidente de operaciones de los elefantes, Manny Acta, calificó que será una serie de pitcheo, enumerando como iniciadores al panameño Andy Otero (1-2, 1.10), los reclutados Enny Romero (Leones) y Ervin Santana (Tigres), y el colombiano Nabil Crismatt; además, los tiradores añiles Hansel Robles y Frank Garcés.

De igual modo, estarán habilitados desde el “bullpen” Radhamés Liz, Edwin Uceta, Wirfin Obispo y los norteamericanos Evan MacLane, Forrest Snow y Matt Pobereyko, bajo las directrices del venezolano José Alguacil.

En la otra semifinal, las Águilas acogen a los Toros, que tendrán a Melky Cabrera, tres cuadrangulares y 13 impulsadas en la regular, como su principal figura ofensiva, acompañado de Juan Lagares, Robel García, el cubano Rangel Ravelo y el panameño Johan Camargo.

También, la integración de Luis Liberato (Leones) que permitirá a Cabrera volver a la parte media de la línea de ataque de los dirigidos por Félix Fermín.

El gerente general aguilucho, Ángel Ovalles, destacó la selección en el sorteo del “Lanzador el Año”, David Kubiak (1-0, 1.73), de los Leones, como el abridor para el primer choque, que se unirá para abrir con el Grandes Ligas Carlos Martínez y los cubanos Yoanner Negrín, en ese orden, y Yunesky Maya, apto para cualquier situación.

Precisó la entrada del Richard Rodríguez y la contratación del norteamericano Michael Tonkin para acompañar a los relevistas obtenidos desde los Leones, David Paulino, Edward Paredes y Rhiner Cruz, y Lisalverto Bonilla (Tigres).

Los serpentineros Michael Ynoa, Neftalí Féliz, líder de salvamentos (8), y Juan Nicasio no seguirán con el equipo amarillo, mientras que Marcos Diplán se recupera de lesión.

De su lado, los Toros presentaron su rotación; el diestro panameño Paolo Espino (2-3, 3.72) será el encargado de abrir el primer partido, luego el domínico-cubano Raúl Valdés, Jenrry Mejía y el estadounidense Carlos Hernández.

El líder de bateo del torneo, Yamaico Navarro (.361), y el estadounidense Peter O’Brien orientan los bates de los romanenses, escoltados por Cristhian Adames, Gary Sánchez, Vidal Bruján, Jorge Mateo, Miguel Andújar, Jeimer Candelario, el cubano Yasier Puig y el regreso de Jordany Valdespín.

Los manejados por el puertorriqueño Lino Rivera, tendrán los servicios de los seleccionados lanzadores Steven Wilson y Fernando Rodney (Leones), y Jairo Asencio, Alfredo Simón y el norteamericano Austin Bibens-Dirkx, de los Tigres.

Raymond Abreu, gerente general de los rumiantes, indicó el retorno del receptor mexicano Fernando Flores, quien fue parte del equipo campeón la temporada pasada, y será el apoyo de Yermín Mercedes, tomado de los Tigres en el sorteo.

Agencia EFE

Fuente: La Z Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba