Unión Ciclista Internacional estrena nuevo protocolo ante conmociones cerebrales

Deportes

EL NUEVO DIARIO, INTERNACIONAL.- La Unión Ciclista Internacional (UCI) ha estrenado un protocolo para atender conmociones cerebrales en carrera que se aplicará a todas las disciplinas de ciclismo en el calendario internacional a partir de la temporada 2021.

Este protocolo es el resultado de la reflexión y el trabajo realizado desde 2019 por un grupo de expertos internacionales (médicos, científicos y neurólogos), bajo la responsabilidad del Director Médico de la UCI, el profesor Xavier Bigard.

Las conmociones cerebrales conllevan un riesgo neurocognitivo (efectos sobre la memoria, el habla y la capacidad de reacción) que justifica su rápido reconocimiento y manejo.

El protocolo, inspirado en el consenso de Berlín (2017), establece recomendaciones que tienen en cuenta las particularidades del ciclismo, para lo cual el manejo de las conmociones cerebrales, que representan del 1,3% al 9,1% de las lesiones según los estudios, varía significativamente dentro de sus ocho disciplinas.

La principal dificultad a la que se enfrenta el ciclismo radica en la velocidad de acceso al ciclista lesionado y la capacidad de los auxiliares de sacarlo de la carretera o de la pista para confirmar el diagnóstico y tomar una decisión rápida

Las disciplinas de carretera, bicicleta de montaña (cross-country olímpico y maratón) y pista (Omnium) son, desde este punto de vista, las de mayor riesgo, a diferencia de, por ejemplo, BMX Racing, BMX Freestyle, ciclismo indoor u otros eventos de ciclismo en pista donde los tiempos de respuesta son cortos y el médico tiene tiempo suficiente para confirmar el diagnóstico de conmoción cerebral.

Para abordar este obstáculo, el protocolo recomienda que los profesionales no sanitarios (en particular, entrenadores, directores deportivos, mecánicos y corredores) sean entrenados en el reconocimiento de signos sospechosos de conmoción cerebral, ya que son los más a menudo es el primero en estar allí después de que el corredor se ha caído.

El protocolo especifica los gestos reflejos que permiten evaluar el estado del deportista (aturdimiento, equilibrio, dolores de cabeza, habla, visión) y tomar la decisión adecuada en un plazo óptimo, en carretera o en carretera. pista. Se publicarán materiales de capacitación en forma de hojas de reflejos, que permitirán a los no médicos reconocer los primeros signos sospechosos de conmoción cerebral.

Ante estos signos de sospecha, el diagnóstico debe ser confirmado por el médico de carrera. En ausencia de signos iniciales de sospecha, el corredor debe ser monitoreado por el servicio médico, y un examen estándar que incluya, entre otras cosas, una prueba de orientación en el tiempo y espacio (cuestionario de Maddocks) y mantenimiento del equilibrio. se puede hacer en cualquier momento.

En todos los casos, el corredor deberá realizar un examen más completo después de la carrera utilizando la herramienta SCAT5 (enfoque neurocognitivo), y este examen deberá repetirse a la mañana siguiente.

El protocolo también establece las recomendaciones para la vuelta a la competición. El atleta que ha sufrido una conmoción cerebral debe recibir un período de descanso completo (24 a 48 horas) y no debe regresar a la competencia durante al menos una semana (dos semanas para los jóvenes) después de la resolución de los síntomas.

El director médico de la UCI, el profesor Xavier Bigard, declaró: “El tema de las conmociones cerebrales era una de mis prioridades, junto con el mal uso del tramadol, cuando llegué a la UCI en 2018. El ciclismo ahora tiene recomendaciones que enmarcan el manejo de las conmociones cerebrales”.

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *