Tommy Galán: «Por encima de todos, Dios habrá de colocar las fichas en su lugar»

Nacionales
Tommy Galán, uno de los implicados en el caso Odebrecht. Foto: José De León.

SANTO DOMINGO.-«Al igual que hace ya tres años, que nos tocó presentarnos por primera vez en este caso, reitero: No se qué busco aquí», así se expresó Tommy Galán, uno de los implicados en el caso Odebrecht, a su llegada al Palacio de Justicia, donde el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional conoce el juicio por los sobornos pagados por la empresa brasileña.

«Ninguna prueba me vincula, al contrario, las pretensiones probatorias de la acusación, cuando no ponen en evidencia la mentira, desnudan la doblez y perversidad con que se me involucró, partiendo de especulaciones y manipulaciones expresadas con propósitos inconfesables», expresó Galán.

El exsenador indicó que «en su momento, todo evidenciaba que la única razón de implicarme era la búsqueda de un cierre expedito de este mal llamado expediente en la jurisdicción privilegiada, propósito que siempre alentaron las ínfulas mesiánicas del ex procurador Jean Alain Rodríguez, quien asumió el error de que podría de ese modo ejercer control, celeridad e injerencia, que de algún modo logró en cierto momento, encontrando quien le sirviera de pie de amigo para su propósito de asumirlo como trofeo político, y no con la responsabilidad que demandaban las elevadas funciones de su cargo, para las cuales demostró carecer de madurez, entereza y tino».

«El tiempo hará su papel, por encima de todos, Dios habrá de colocar las fichas en su lugar, no hay forma de que el poder temporal edifique una verdadera justicia sosteniendo su propósito en mentiras, abusos y miedo, la sociedad dominicana, que podrá ser momentáneamente turbada, no será descarrilada de su propósito de que sean establecidas responsabilidades, pero nunca perdonará que en el camino se sepulte la verdad, y que de sus cenizas, un poder injusto, banal y pantomímico se burle de una nación despierta y justa», señaló el exlegislador.

Fuente: El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *