Sindicato de MLB: “No es cierto que los exjugadores tienen un seguro vitalicio”

Deportes

La pasada semana Santiago Hazim, director ejecutivo del SeNaSa, anunciaba en Twitter que el Gobierno asumía los gastos de una operación en la rodilla izquierda del ex pelotero Ricardo Carty, de 81 años. Apenas dos días más tarde el ex toletero fue intervenido en una clínica capitalina y luego despachado a su hogar en San Pedro de Macorís. El anuncio de que un ex pelotero que jugó 15 años en las Grandes Ligas (1963-1979), que le reportó US$717,000 en salarios de acuerdo a Baseball-Reference (US$3,880,669 de hoy) necesitaba de la ayuda pública sorprendió y hasta molestó a muchas personas en las redes. El cuestionamiento llega en parte porque un jugador como Carty puede recibir una pensión de US$2,700 al mes si decidió tomarla un lustro después de retirarse (1984). Puede ser más alta, de acuerdo con el año en que comenzara a cobrar. La otra interrogante es sobre el seguro médico internacional que cubre la MLB. “¿Pero él no tiene seguro médico de los expeloteros de Grandes Ligas?”, preguntó en la red social del pájaro azul celeste Junior Rosario, a una nota de DL sobre el problema de salud del campeón de bateo de 1970 (.366). Una simple búsqueda en Google arroja montones de artículos que aseguran que un pelotero obtiene una prima de seguro médico premium de por vida con solo jugar un partido en el Big Show. Nada más lejos de la realidad. A Virginia “Vicky” Carballo, asistente administrativa del sindicato de peloteros (MLBPA en inglés), le sorprende que esa información se haya expandido con el tiempo. Stanley Javier y Miguel Batista, también ex directivo de la unión, reaccionaron con la misma sorpresa. Carballo explicó a DL que una vez el pelotero es subido a la Gran Carpa se activa una póliza de seguro médico que tiene vigencia hasta el inicio de la temporada siguiente. Cubre, además del jugador, a su esposa e hijos dentro y fuera del matrimonio que pueda demostrar. “No, tienes seguro de por vida mientras trabaje para béisbol. Y la vida se acaba cuando dejas de trabajar, no tienes seguro de por vida. Con un día te asegura por un año, pero el año siguiente tiene que volver a hacer el roster. No sé de dónde sacan la información de que es de por vida”, afirma Carballo. Es una prima que a la fecha cuesta entre US$25,000 y US$30,000 por el año, pagada por los equipos. Sin embargo, si ese pelotero no tiene club una vez comienza la campaña pierde la protección y solamente la consigue si vuelve a ser reclutado. Una vez el jugador se retira ni el sindicato ni la MLB le cubren pólizas de salud. Un ex pelotero consultado para este artículo que pidió la omisión de su nombre reveló que al colgar los spikes decidió adquirir un seguro internacional para su familia (esposa y dos hijos) por el que paga en la actualidad US$900 al mes. En la actualidad, la empresa Aetna tiene a cargo el seguro de los peloteros. Pero el MLBPA logró un acuerdo con Seguros Universal para cubrir a los jugadores criollos activos y sus familiares cuando están en el país. Lucha del sindicato
En septiembre pasado, la Federación Nacional de Peloteros Profesionales llegó a un acuerdo con el SeNaSa para que ex jugadores y sus familiares obtengan un seguro. El pacto rubricado por Erick Almonte y Hazim establece la entrega de 100 tarjetas VIP para jugadores, que fue adquirida en lo inmediato por la alta demanda de figuras del pasado que no disponen del beneficio. Si el ex pelotero quiere agregar un plan con mayor cobertura debe pagar RD$21,000 al año. Si bien hay jugadores que pueden ganar hasta US$30 millones en una campaña lo cierto es que es una minoría. El grueso no acumula semejantes riquezas. La pasada campaña los 157 peloteros criollos que pisaron las gramas del Big Show totalizaron salarios por US$159,394,251, una media de US$1,015,250 por jugador. Sin embargo, de ellos solo 34 alcanzaron los siete dígitos y hubo 111 que cobraron menos de US$400,000. Dicen en la Fenapepro que con el centenar de entregas recientes ya suman 144 los ex peloteros cubiertos con el plan de mayor alcance, una cifra que aspiran llevar hasta 200 el próximo año con cobertura que incluye enfermedades catastróficas como cáncer. El acuerdo de septiembre ha permitido la entrega de 346 tarjetas tanto a ex jugadores como familiares, coaches y árbitros con un nivel de cobertura básica.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *