Siete jugadores de los 76ers en el protocolo de rastreo de contactos del coronavirus

Deportes

EL NUEVO DIARIO, INTERNACIONAL.- Peligro de próxima suspensión en la NBA. Según las reglas de la Liga, los equipos deben tener ocho jugadores activos para disputar un partido oficial. Teniendo en cuenta esta situación, y la particular temporada que se está llevando a cabo mientras el mundo atraviesa una pandemia, la NBA habilitó que las plantillas de cada equipo tengan este año hasta 15 jugadores más dos contratos two-way.

La situación dramática que se genera actualmente es la de los Philadelphia 76ers. Los dirigidos por Doc Rivers ya tienen a cuatro jugadores calificados como inactivos, y se nos había adelantado que varios podrían perderse algunos partidos por los protocolos. Ahora tenemos confirmación que siete integrantes del plantel son los que se listarán como cuestionables por este asunto.

Los 76ers tienen un encuentro programado para el sábado por la noche, cuando deberían recibir a los Denver Nuggets. Pero en este momento los de Philadelphia solo tienen a seis jugadores en condiciones de saltar a la pista. Por lo que, a menos que dos jugadores de los listados como cuestionables puedan finalmente participar, el partido tendrá que posponerse.

Los integrantes del plantel que ya están confirmados como baja para el encuentro son: Seth Curry (positivo de coronavirus), Mike Scott (contusión en la rodilla izquierda), Furkan Korkmaz (lesión en la ingle) y Terrance Ferguson (motivos personales). Sumados a ellos, Shams Charania de The Athletic ha confirmado a los siete jugadores que están en duda para la tarde del sábado. Joel Embiid, Tobias Harris, Danny Green, Shake Milton, Vincent Poirier, Paul Reed y Matisse Thybulle, son los listados como cuestionables por rastreo de posibles contactos con infectados.

Seth Curry dió positivo por coronavirus el jueves por la noche durante el partido contra los Nets. Había arrojado un resultado negativo el día anterior y jugó contra los Washington Wizards, después viajó con el equipo a Brooklyn, pero no participó del juego debido a un dolor en el tobillo. El base estuvo en el banquillo con sus compañeros hasta que su prueba previa al partido arrojó positivo, y debió volver de regreso al hotel para aislarse.

El equipo de los 76ers pasó la noche en cuarentena en un hotel de Nueva York y permaneció allí durante todo el viernes. Todavía no han podido emprender su regreso a Philadelphia; mientras que Denver ya está en la ciudad y oficialmente todavía no se le ha informado que el partido vaya a ser suspendido.

La NBA solo ha pospuesto un juego en lo que va de la temporada, pero la Liga sabe que se vendrán más. Como ya ha anticipado Adam Silver, se espera que enero sea el peor mes en referencia al pico de casos de coronavirus. Es por eso que solo se publicó la primera mitad del calendario, dejando espacio en la segunda mitad para encuentros que debieran ser reprogramados.

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *