“Si LeBron hubiese jugado hace 20 años no hiciera ni la mitad”

Deportes

Dino Radja fue parte de esa generación europea que irrumpió en la NBA en la década de 1990, tras ayudar a Croacia a jugar la final de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 contra el Dream Team. Radja, introducido al Salón de la Fama del Baloncesto en 2018, habló con el sitio web croata Index.hr y expresó su disgusto con el baloncesto de hoy y abordó el omnipresente debate entre Michael Jordan y LeBron James. “Mi hijo me asegura que LeBron es mejor, pero para mí, no hay discusión. Si hubiera jugado hace 20 años, LeBron no habría podido hacer ni la mitad de lo que hace. Hoy, cuando LeBron entra en la pintura, todos se alejan de él, pero Jordan era golpeado como nadie y aún así dominaba”, asegura Radja. El pívot cree incluso que “delante de LeBron está Kobe Bryant y algunos otros. Respeto a LeBron, pero Kobe fue mejor”. “No me gusta. Se ha convertido en un juego de estrellas. Todo está en los números. Los medios de comunicación están haciendo estrellas de la nada. El baloncesto que solía jugarse con los Pistons y los Knicks era baloncesto real. Ahora es un concurso de tres puntos. Hace 20 años, cuando querías anotar, tenías que hacer algo especial. Prefiero ver más la Euroliga, el Maccabi y el CSKA que las finales de la NBA entre Miami y los Lakers . No vi ni un solo partido. Vi alguno de los Celtics porque estoy apegado emocionalmente”, dijo el ex Celtics. Preguntado por Drazen Petrovic y Toni Kukoc, dos excompañeros, Radja opina que “si dejo de lado la emoción y sólo considero lo que veía en la cancha, Drazen fue mejor como líder. Era un jugador excepcional, sabía gritarnos en el vestuario, nos arrastró al trabajo”, dijo el miembro del legendario equipo de la Jugoplastika Split que ganó dos Copas de Europa a finales de los años 1980. “Toni era más un líder silencioso. La gente lo seguía porque era tan bueno… Drazen era un jugador ofensivo más sanguinario, mientras que Toni era más para el equipo, pero también podía anotar 30 puntos sin problemas. Toni era mejor en defensa, estaba más presente bajo los tableros, miraba primero la asistencia y luego a sí mismo mientras Drazen se miraba primero a sí mismo. Creo que Toni era más completo y ganaría en un uno contra uno. Le dejaría defender al mejor jugador rival mientras Drazen nunca tuvo esas tareas, pero todo depende del tipo de equipo que tengas y de lo que necesites”, dijo Radja, que jugó cuatro campañas en la NBA. Radja ganó la presea plateada con el equipo de Yugoslavia en los Olímpicos de Seúl 1988 y el bronce con Croacia en la Copa del Mundo de 1994 en Toronto.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *