Política

Redes

Es un hecho que emociones, actitudes, se contagian. Si, por ejemplo, tu círculo social íntimo se inclina a comer y beber mucho y sedentarismo, muy seguramente te será complicado practicar vida saludable. Dicho eso, hay que pensar en el tipo de emoción a propagarse, en medio de este duro momento por la pandemia del covid-19. Sufrimos pérdida de vidas, devastación económica; hay incremento de depresión, ansiedad, estrés, etc. Entonces, quienes están bien, es decir, aquellos no directamente afectados por la crisis, deben contribuir a no empeorar esta dolorosa atmósfera general y evitar más negatividad en el colectivo. En redes sociales, especialmente, apostar por interacción positiva: fraternidad, tolerancia, humildad, empatía, pues vemos abundancia de personas permanentemente dadas solamente a criticar, herir, quejarse.

Fuente: El Caribe

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba