Quién es Mario Draghi, el nuevo primer ministro italiano que debe sacar a su país de la crisis más grave en décadas

Internacionales
  • Mark Lowen
  • Corresponsal en Roma, BBC

Mario Draghi

Pie de foto,

Mario Draghi fue presidente del Banco Central Europeo.

«Algo que distinguía a Mario Draghi es que cuando corría por la cancha, siempre pasaba el balón, así era de generoso», reflexiona Staffan de Mistura, un diplomático de la ONU y amigo de la escuela del próximo primer ministro de Italia.

«Mario era un jugador de equipo. No era el mejor futbolista que teníamos, pero sí uno bueno, y siempre tenía una estrategia, sabía qué camino tomar», agrega.

Colaboración y un claro sentido de la dirección: exactamente las cualidades que necesitará una vez más el economista estrella de Italia mientras se prepara para dirigir a este país en la crisis económica más profunda que ha atravesado desde la Segunda Guerra Mundial y en medio de una pandemia que ha matado a más de 90.000 italianos.

Es la culminación de una brillante carrera para un hombre a quien colegas y amigos describen como «serio» y «confiable».

Una infancia traumática

Mario Draghi, nacido en 1947 en el seno de una acomodada familia romana, alcanzó la mayoría de edad temprano: tenía 15 años cuando murió su padre, un gerente del Banco de Italia.

Perdió a su madre, una farmacóloga, poco después.

«Recuerdo a los 16 años cuando volvía de unas vacaciones en la playa con un amigo», contó más tarde, «y él podía hacer lo que quisiera mientras yo estaba en casa con un montón de cartas que atender y facturas que pagar«.

Pero en la escuela, se mantuvo concentrado y estudioso.

Había pocas señales del trauma personal que estaba enfrentando, dice Staffan de Mistura, quien recientemente se desempeñó como enviado especial de las Naciones Unidas para Siria.

La escuela de los jesuitas a la que asistieron le inculcó un sentido del deber social, dice: un deseo de retribuir a la sociedad, que caracterizó la carrera de Draghi.

«Firme partidario del proyecto europeo»

Después de una licenciatura en economía en la Universidad La Sapienza de Roma y un doctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, el joven economista enseñó en universidades en Italia antes de ser nombrado, en 1991, director general del Tesoro italiano.

Allí, entre otras tareas, trabajó en la negociación de la adhesión de Italia a la moneda única.

Pie de foto,

Mario Draghi fue gobernador del Banco de Italia de 2005 a 2011.

En el mismo comité estaba Yannis Stournaras, quien estaba trabajando en la membresía de Grecia.

«Mario mostró experiencia técnica, pero también talento«, recuerda Stournaras, quien se convirtió en ministro de Finanzas griego en el apogeo de la crisis de deuda del país en 2012 y ahora es gobernador del Banco de Grecia.

«Nuestros dos países tenían muchos problemas, pero él fue un fuerte negociador para Italia y un firme partidario del proyecto europeo. Era obvio que iría mucho más allá».

La predicción fue correcta: después de un período como vicepresidente de Goldman Sachs, Mario Draghi fue nombrado gobernador del Banco de Italia en 2006 y luego, en 2011, presidente del Banco Central Europeo, donde trató frecuentemente con Yannis Stournaras.

Grecia estaba al borde de incumplir sus rescates masivos y potencialmente verse obligada a abandonar la eurozona.

«El señor que está en otro lugar»

«Mario no estaba a favor de la austeridad excesiva», dice Stournaras, «estaba más centrado en las reformas estructurales. Y durante las reuniones nocturnas de crisis, mantuvo su muy gran sentido del humor«.

Algunos dirigentes de otros bancos centrales y conocedores del BCE se quejaron de un estilo de liderazgo muy poco colegiado y de la tendencia a confiar solo en un puñado de asistentes.

Pie de foto,

Angela Merkel dijo que, como presidente del BCE, Draghi hab[ia «navegado al euro por mares salvajes».

Su hábito de desaparecer de las reuniones para atender una llamada o hablar con un funcionario lo hizo conocido como «el señor que está en otro lugar».

En 2012, Draghi pronunció un discurso que cambió el curso de la crisis, prometiendo que el Banco Central Europeo haría «todo lo que fuera necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente».

Eso y las políticas que siguieron llevaron a una disminución constante en los costos de los préstamos para los miembros endeudados de la eurozona, incluida Italia, y le valieron el apodo de «Súper Mario».

Cuando dejó el BCE después de ocho años, se le preguntó a Draghi cuál sería su próximo paso. «Pregúntenle a mi esposa», respondió.

Draghi, el «último recurso» de Italia

Quizás ni siquiera su esposa Serena hubiera previsto la crisis que derrocó a Giuseppe Conte como primer ministro de Italia el mes pasado, y la elección de su esposo para dirigir el 67 ° gobierno de Italia desde la Segunda Guerra Mundial.

«Nombrarlo fue la opción nuclear, el último recurso, ya que los partidos políticos no pudieron encontrar una mayoría», dice Enrico Letta, quien fue primer ministro italiano durante un año en 2013.

Pie de foto,

El presidente Sergio Mattarella le encargó a Draghi formar un gobierno .

El enfoque de Mario Draghi como primer ministro será gastar más de 200.000 millones de euros (US$242.000 millones) de fondos de recuperación de la UE, «la mayor oportunidad para transformar Italia desde el Plan Marshall de la década de 1950″, dice Letta.

«Requiere que todas las fuerzas políticas relevantes estén a bordo, y Mario Draghi puede unirse. Es un tecnócrata pero con un buen sentido político, un fuerte apoyo bipartidista aquí y excelentes contactos con Bruselas y todos los círculos europeos», agrega.

Si hay una persona que potencialmente podría salvar las profundas divisiones políticas de Italia, es Mario Draghi. «Su cualidad especial es una buena combinación entre hablar y escuchar», dice el ex primer ministro.

«Muchos grandes líderes hablan más de lo que escuchan. Él tiene el equilibrio correcto».

Se dice que Mario Draghi lleva su reloj de pulsera cinco minutos retrasado porque es muy riguroso con la puntualidad.

Tendrá poco tiempo que perder para reconstruir su país.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Fuente: BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *