Putin y Macron destacan la importancia del regreso de los refugiados y la resolución de otros «problemas humanitarios urgentes» en Nagorno Karabaj

Internacionales

Los presidentes también subrayaron la necesidad de preservar las iglesias y los monasterios cristianos de la zona, mientras que Putin anunció la creación de un Centro ruso de Respuesta Humanitaria.
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, discutieron este lunes la situación en la región de Nagorno Karabaj a través de una conversación telefónica, según informó el servicio de prensa de Kremlin. Durante la conversación, Putin informó sobre los «esfuerzos de mediación activos» de Rusia, que «permitieron detener el derramamiento de sangre y evitar nuevas bajas», así como sobre el despliegue del contingente ruso de mantenimiento de la paz a lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj y del corredor de Lachín. Además, se destacó que el alto el fuego entre Armenia y Azerbaiyán se está cumpliendo y que la situación en la región «en general se ha estabilizado».

Al mismo tiempo, Putin y Macron enfatizaron la «importancia de resolver los problemas humanitarios urgentes», como el regreso de los refugiados a sus lugares de residencia, así como garantizar «condiciones de vida normales» para la población, restaurar la infraestructura, preservar las iglesias y los monasterios cristianos.En este sentido, Putin anunció la creación de un Centro ruso de Respuesta Humanitaria.Previamente, Putin llamó la atención del presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, sobre el hecho de que en los territorios de Nagorno Karabaj que pasarán al control de Azerbaiyán se encuentran varias iglesias cristianas y enfatizó la «importancia de asegurar la preservación» de estos santuarios. Aliyev, por su parte, aseguró que estas iglesias «estarán debidamente protegidas por el Estado» y que los cristianos de Azerbaiyán «tendrán acceso» a los templos.El 10 de noviembre, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, llegaron a un acuerdo para poner fin a las hostilidades en la región de Nagorno KarabajSegún el documento, Bakú y Ereván se detienen en las posiciones ya ocupadas, y una parte del territorio de Nagorno Karabaj, incluida la ciudad de Shushi, de importancia estratégica, se transfiere a Azerbaiyán. Además, Armenia debe devolver a Azerbaiyán varias regionesAsimismo, el acuerdo prevé el despliegue a lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj y del corredor de Lachín de un contingente ruso de mantenimiento de la paz

Fuente: RT NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *