Regionales

Putin anuncia vacuna COVID; una hija se sometió a prueba

Rusia se convirtió ayer, martes, en el primer país en aprobar una vacuna contra el coronavirus y declararla lista para su uso, un anuncio que se topó con el escepticismo internacional y con preocupación de los científicos porque sólo ha sido estudiada en decenas de personas.

El presidente Vladimir Putin anunció la aprobación del Ministerio de Salud y dijo que una de sus dos hijas adultas ya fue inoculada. Dijo que la vacuna se sometió a las pruebas necesarias y que se demostró que proporcionaba una inmunidad duradera contra el coronavirus, aunque las autoridades rusas no han ofrecido ninguna prueba que respalde las afirmaciones de seguridad o eficacia.

“Sé que ha demostrado su eficacia y que crea una inmunidad estable”, aseguró Putin. “Debemos estar agradecidos con quienes hicieron que ese primer paso fuera muy importante para nuestro país y el mundo entero”, agregó.

Sin embargo, los científicos en Rusia y otros países reaccionaron con alarma, diciendo que apresurarse a ofrecer una vacuna antes de la etapa final de pruebas podría ser contraproducente. Los llamados ensayos de fase 3, que suelen durar meses e implican a miles de personas, son la única forma de demostrar si una vacuna experimental es segura y si realmente funciona.

En comparación, las vacunas que ingresan a las pruebas de etapa final en Estados Unidos requieren estudios a 30,000 personas cada una. Dos posibles vacunas ya comenzaron esos estudios enormes y tres más se iniciarán en otoño.

“La aprobación acelerada no convertirá a Rusia en el líder de la carrera, sólo expondrá a quienes reciban la vacuna a un peligro innecesario”, dijo la Asociación de aplicadores de Ensayos Clínicos de Rusia, al instar a los funcionarios a posponer la aprobación de la vacuna hasta que se completen los ensayos avanzados.

Las autoridades rusas dijeron que la producción de la vacuna a gran escala comenzará en septiembre y que las campañas masivas de vacunación empezarían a partir de octubre.

OMS: vacuna rusa debe ser revisada
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de que Rusia ha registrado la primera vacuna del mundo contra la COVID-19, señalando que ésta, como el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

“Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic, quien añadió que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas.

El portavoz subrayó que la organización se siente animada “por la rapidez en que se están desarrollando las vacunas” y espera que algunas de ellas “se muestren seguras y eficientes».
La vacuna rusa, anunciada por el presidente ruso Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete de Ministros, no figuraba entre las seis que según señaló la OMS la semana pasada estaban más avanzadas.

El organismo con sede en Ginebra citó entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford. Según Putin, la vacuna rusa es “eficaz”, ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una “inmunidad estable” ante la COVID-19.

Fuente: Hoy Digital

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba