Piden la renuncia de un ministro canadiense por haber ido clandestinamente de viaje al Caribe mientras pedía «sacrificios» en tiempos de pandemia

Internacionales

Mientras estaba disfrutando de la playa, Rod Phillips publicaba tuits engañosos que le mostraban reuniéndose con los dueños de negocios locales, como si no hubiera salido del país.

El ministro de Finanzas de la provincia de Ontario, Rod Phillips, ha indignado al pueblo canadiense, que pide su renuncia, por haber ido de viaje al Caribe, desobedeciendo las pautas nacionales sobre el covid-19 y aparentemente publicar varios tuits engañosos para mostrar como si permaneciera en su país.

Tras semanas de especulaciones, Phillips —aún estando en un lugar de vacaciones de lujo en el Caribe, popular entre los ricos— publicó este martes un comunicado, lamentando «profundamente» su «viaje pagado personalmente», y se disculpó, reconociendo que «fue un error». Agregó que se fue a St. Barts el 13 de diciembre después del final de la sesión legislativa y que estaba «haciendo arreglos para regresar a Ontario inmediatamente y comenzar una cuarentena de 14 días».

De este modo, Phillips reconoció que había violado las pautas de los funcionarios de salud nacionales y provinciales, que han instado a no hacer viajes «no esenciales» en medio de la pandemia.

Un viaje clandestino

La sociedad y varios políticos canadienses han expresado su decepción por la actitud de Phillips, quien parece haber organizado una serie de publicaciones en Twitter en las últimas semanas para demostrar que no había salido del país. El ministro estuvo compartiendo fotos de sí mismo reuniéndose con dueños de negocios locales y aparentemente vistiendo la misma ropa en todas las imágenes.

El ministro también compartió un video en la víspera de Navidad, lamentando que muchos canadienses no podrían encontrarse con su familia cara a cara durante las vacaciones y diciendo que «todos hacemos sacrificios en esta Navidad».

Durante una videoconferencia del 16 de diciembre, usó un telón de fondo virtual del edificio legislativo de Ontario mientras hablaba con el sonido de las olas de fondo, como lo señaló el Partido Liberal de la provincia en un tuit este 31 de diciembre.

Los críticos acusaron a Phillips de desobedecer las «simples pautas de salud pública» de su propio gobierno y el columnista de Globe and Mail, Peter Scowen, exigió su renuncia. La directora del Nuevo Partido Demócrata de Ontario, Andrea Horwath, también pidió que sea destituido del gabinete, considerando la situación como «vergonzosa».

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *