Parler, la red social ‘de moda’ entre la ultraderecha, ha sido bloqueada

Tecnología

Sociedad

REDES SOCIALES

A. S. | EITB Media

La alternativa a Twitter ha perdido el soporte de Amazon, Apple y Google. La herramienta ofrece una total libertad al usuario a la hora de compartir cualquier tipo de contenido.

Parler, la red social de microblogging muy similar a Twitter, en la que se pueden publicar contenidos sin ningún tipo de filtro y al que suelen recurrir aquellos que han sido excluidos en la plataforma cofundada por Jack Dorsey, ha sido bloqueada. La alternativa a Twitter ha perdido el soporte de Amazon, Apple y Google.

En Parler, la red social donde se puede «hablar libremente», según la definen sus creadores, no hay ningún tipo de moderación de los contenidos y tampoco se eliminan cuentas de usuario, ya que cada cual puede hacer y publicar todo lo que quiera sin ser sancionado por ello.

La Red social fue creada en agosto de 2018. Sin embargo, en los últimos meses se ha convertido en favorita de muchos conservadores y extrema derecha de Estados Unidos. Desde primera hora de este lunes está inaccesible, después de que Amazon decidiera dejar de darle alojamiento en sus servidores ante la proliferación de mensajes violentos.

El movimiento de Amazon llegó en paralelo a la decisión de Apple y Google de eliminar la aplicación de sus tiendas virtuales, en respuesta a una supuesta violación de sus normas y pocos días después del asalto al Capitolio protagonizado por simpatizantes del presidente saliente, Donald Trump. Tras el intento de los seguidores de Trump de tomar el Capitolio en Washington, Facebook, Instagram y Twitter decidieron bloquear las cuentas del presidente saliente. 

Altavoz de la extrema derecha

Parler se ha convertido rápidamente en un altavoz de numerosas teorías de la conspiración y fue uno de los canales principales en la organización de las protestas que terminaron con el ataque a la sede del Congreso del pasado día 6. Desde el jueves pasado, la app triplicó su número de usuarios, no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo.

La red social ha crecido de forma muy importante en los últimos meses, al convertirse en refugio de figuras de la extrema derecha cuyos contenidos incumplen las normas contra el discurso de odio y la violencia de plataformas como Twitter o Facebook, y de conservadores que ven a los gigantes de internet como sesgados contra ellos.

Sin embargo, el gran «boom» para Parler llegó después de las elecciones del pasado noviembre, fecha desde la que ha duplicado sus usuarios hasta los 10 millones, según la empresa.

Los gigantes de internet acusan a Parler de permitir discursos de odio e incitación a la violencia y de no hacer lo suficiente para moderar los contenidos que se publican, violando así los términos de uso.

La dirección, en busca de una nueva plataforma

En un mensaje en la red este fin de semana, el consejero delegado de la empresa, John Matze, ya había adelantado a los usuarios que Parler podría estar fuera de servicio varios días, mientras se encuentra otra plataforma en la que alojar sus contenidos.

La empresa ha denunciado ser víctima de un «ataque coordinado de los gigantes tecnológicos para acabar con la competencia».

Este lunes, Parler ha presetando en un tribunal de la ciudad de Seattle (Washington, EE.UU.) una demanda contra Amazon en la que alega que su expulsión se debe a motivos políticos y de competencia.

Al no poder descargarse la app ni acceder a la web, el bloqueo a Parler es total. La aplicación puede tratar de encontrar otra compañía de hosting, pero no parece fácil tras el bloqueo del todopoderoso Amazon.

La situación ha provocado numerosas críticas entre usuarios de la aplicación y partidarios de Donald Trump, que han vuelto a emplear redes sociales como Twitter para quejarse de lo que consideran una afrenta a la libertad de expresión.

Fuente: EITB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *