Ozama e Isabela llenan de plásticos litoral sur SD; instan a Abinader asumir Plan Maestro

Nacionales

Los ríos Ozama e Isabela continúan siendo como vehículos de transporte de toneladas de plásticos y otros residuos sólidos hacia el litoral sur de Santo Domingo, mientras el barco “Interceptor 004”, donado para su limpieza por una fundación holandesa, desapareció de esos acuíferos hace ocho meses tras ser afectado por una tormente.El aparato donado por la fundación holandesa “The Ocean Cleanup (OCU)” retiraría los plásticos del Ozama antes que lleguen al mar Caribe pero su labor fue detenida y se encuentra anclado en el puerto Sans Soucí, en Santo Domingo Este, bajo control de La Armada de República Dominicana.Con las aguas recientes el Ozama y el Isabela se han convertido en recipiente de residuos sólidos de otros ríos y cañadas, por lo que son las vías para llenar de basura el litoral, como se observa en las playas de Güibia y el Fuerte San Gil.Esos puntos han sido inundados de plásticos nuevamente, sin que se desarrolle ninguna acción inmediata para retirarlos e impedir que lleguen a la principal cara turística de Santo Domingo: el Malecón.Mediante un recorrido ayer se observó a las mencionadas fuentes acuíferas bajando con más agua que la acostumbrada, así como con todo tipo de residuos, tal como plásticos, lilas, pedazos de madera, colchones… debido a las lluvias que han caído en los últimos días.De igual modo, las cañadas que desembocan en sus cauces depositan residuos depositados por quienes habitan en sus alrededores.La solución al problema estaría en el Plan Maestro para el Saneamiento de los ríos Ozama e Isabela 2015-2030, que deberá ser continuado por la gestión que encabeza el presidente Luis Abinader y no aventurarse a la elaboración de otro, ya que retrasaría las labores y el camino se tornaría tortuoso.La advertencia es de la Asociación de Fundaciones de Saneamiento Ambiental por el Reciclaje (AFUNSARE), que agrupa a las cinco fundaciones comunitarias que retiran los residuos sólidos de los barrios de la ribera occidental de los ríos Ozama e Isabela.Hace dos semanas el presidente Luis Abinader recorrió estos ríos en una demostración de que su Gobierno desarrollará los planes e iniciativas necesarios para disminuir los altos niveles de contaminación que presentan ambos ríos.Yovany Guzmán, coordinador ambiental de la AFUNSARE, señala que existe el decreto 260-14 que declara de alta prioridad nacional la preservación, saneamiento, rehabilitación y uso sostenible de las partes baja, media y alta de esos acuíferos.Recuerda que el decreto, impulsado por la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, crea la Comisión Presidencial para la Rehabilitación, Saneamiento, Preservación y Uso Sostenible de las Cuencas.Indica que de ese plan hay avances significativos, como el proyecto La Nueva Barquita, la eliminación de los talleres y mataderos de barcos de las márgenes de los ríos y el inicio del proyecto Nuevo Domingo Savio, entre otros.Estima que lo único que debe hacer el presidente Abinader es agilizar las labores planificadas, entre ellas el proyecto Nuevo Domingo Savio, la canalización de las aguas de las cañadas hacia la Planta Depuradora de Aguas Residuales Mirador Norte La Zurza y otras plantas que hay programadas.Guzmán exige la continuación del Nuevo Domingo Savio, ya que la obra está prácticamente paralizada, mientras cientos de familias censadas esperan su indemnización para abandonar la zona.

Fuente: Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *