Los desacierto del gobierno

Salud

Por David Salvador.

La salud en la República Dominicana ha estado dando palos a siegas con esto de la vacunas, los toques de queda, la economía, la comunicación, educación, muestra de que no se prepararón para gobernar.

Las vacunas en principio se habló de una primera cantidad, se encontraron con la oposición del Colegio Medico Dominicano, denunciando que las mismas no eran segura para administrárselas al pueblo, porque lo que Waldo Ariel se pronunció diciendo que los galenos no se las pondrían. diputados y senadores, quienes aprob

Con el toque de queda en campaña el Partido Revolucionario Moderno, no estaba de acuerdo con los prolongados toques de queda, y hasta sus legisladores hicieron bembita en el congreso, por las aprobaciones del expresidente y sus gente aprobaron raudos los 45, 25 y 17 días, hoy tenemos siete meses aprobando 45 días y sin mejorar el resultado de la covialidad.

Los servicios de seguridad del estado habrían detectado irregularidades en las cotizaciones de las jeringuillas a ser utilizadas en la vacunación de los dominicanos. Un entramado de hiper corrupción en la pandemia se ha conjugado desde Marzo 2020 hasta febrero 2021 imponiendo cuarentena a 1 año de la privatización de la crisis sanitaria.

En República Dominicana se mantiene un cerco mediático y político de la pandemia. 175 mil arrestos y un sub registro de 3 mil fallecidos establecen un crimen contra la población civil. La crisis de derechos humanos en que viven los dominicanos ha sido aprovechada por un sector de los partidos políticos y los suplidores del estado para hacer negocios a costa del sufrimiento de la población.

y que decir de la economía, la constante subida de los combustibles a pesar de la formula algebraica del flamante ministro de Industria y comercio del gobierno del PRM, la formula ha dado negativo, porque los combustible tienen a la población con una tensión nerviosa.

Los alimentos de la canasta familiar se han disparado exorbitante, ya el pueblo no puede ir al super con cinco mil pesos, porque podría pasar vergüenza, si va al colmado con 500 pesos es comprar la comida del día es probable que regrese a la casa debiéndole al colmadero.

El gobierno tiene a la población en capilla ardiente, en una caldera a punto de explosionar, situación que el gobierno del cambio no querrá experimentar, abril está cerca, aunque yo estaba chiquito recuerdo el fatídico 84, saliendo de una semana santa, siendo Salvador Jorge Blanco el presidente de la República, señores del gobierno no sigan apretando la tuerca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *