La Iglesia Protestante de Países Bajos admite oficialmente su culpa en el Holocausto judío

Internacionales

La declaración fue hecha en nombre del Sínodo de la congregación cristiana en un acto conmemorativo en una sinagoga de Ámsterdam por el aniversario de la noche de los cristales rotos.
La Iglesia Protestante de Países Bajos reconoció el domingo su culpa por no haber hecho lo debido para ayudar a los judíos «antes, durante y después» de la Segunda Guerra Mundial y admitió que su actitud contribuyó al Holocausto nazi.La congregación cristiana «ayudó a preparar el caldo de cultivo en el que pudieron crecer las semillas del antisemitismo y del odio», declaró el reverendo René de Reuver desde el atril de una sinagoga de Ámsterdam adonde fue invitado. Durante siglos, dijo, la Iglesia protestante del país ayudó a mantener «la brecha» que aislaba a los judíos de la sociedad y que luego permitió que fueran deportados y masacrados.

La declaración fue pronunciada en nombre del Sínodo protestante neerlandés en un acto de conmemoración de la noche de los cristales rotos, la serie de linchamientos y ataques a tiendas de ciudadanos judíos que tuvo lugar en la Alemania nazi del 9 al 10 de noviembre de 1938. Después de que el primer ministro Mark Rutte se disculpara a principios de año en nombre del Gobierno por las acciones gubernamentales durante los años de guerra, la Iglesia también se vio obligada de hacerlo, apuntan medios locales.De Reuver afirmó que durante la ocupación nazi del país, las autoridades eclesiásticas neerlandesas «a menudo carecieron de valor» para defender a la comunidad judía. Mientras, otro reverendo resaltó la importancia de la expresión ‘a menudo’, puesto que había miembros de la Iglesia que sí se atrevieron a ir contracorriente.Más de 100.000 judíos, el 70 % de la comunidad judía de los Países Bajos, perecieron durante la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de ellos fueron deportados y asesinados en los campos de concentración.Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *