La exnúmero uno del tenis Caroline Wozniacki habla de la odisea que enfrentó con la enfermedad que puso fin a su prolífica carrera

Internacionales

Esta experiencia obligó a la ganadora de 30 títulos a terminar su carrera deportiva en enero pasado a los 29 años.

La extenista danesa Caroline Wozniacki ha revelado detalles sobre la odisea que enfrentó antes de ser diagnosticada con artritis reumatoide, la enfermedad que la llevó a retirarse de las canchas a principios de este año luego de haber sido la mejor del mundo.

En una reciente entrevista para el diario alemán Bild, Wozniacki cuenta que, en 2018, en la previa al Abierto de EE.UU., comenzó a experimentar «dolor en las articulaciones, fatiga constante y otros síntomas inexplicables» y perdía juegos que «debería haber ganado fácilmente». «Había ganado el Abierto de Australia en enero de ese año. Se suponía que sería mi año dorado«, narra la deportista, resaltando que estaba en el «apogeo» de su carrera.

El dolor agudo que sufría se volvió intolerable a medida que su condición progresaba y eso le provocaba molestias en los hombros, los codos, las manos y los pies. En una ocasión su esposo tuvo que levantarla de la cama porque no podía mover el cuerpo. «Inmediatamente busqué tratamiento médico y ese fue el comienzo de mi viaje hacia el diagnóstico», asegura Wozniacki.

La exnúmero uno del ‘ranking’ mundial de la WTA pasó por «varios meses angustiosos» antes de que los médicos descubrieran el motivo de sus síntomas. Pensaron que podría ser agotamiento por el «extenuante calendario del torneo», que quizá estaba embarazada e incluso le insinuaron que todo podía estar «en su cabeza». Finalmente, la danesa fue diagnosticada con artritis reumatoide, una enfermedad inflamatoria sistémica autoinmune.

Esta experiencia obligó a la ganadora de 30 títulos a terminar su carrera deportiva en enero pasado a los 29 años. Con la ayuda de un reumatólogo, Wozniacki ahora afronta adecuadamente sus síntomas y asegura que el repentino giro que dio su vida le hizo reevaluar sus metas y decidió comenzar a ofrecer apoyo a otras personas como ella.

«Una de las razones por las que me ha apasionado tanto ayudar a las mujeres con enfermedades inflamatorias crónicas es la siguiente: incluso como atleta de alto nivel con acceso directo a ayuda médica en los torneos, tuve enormes dificultades para obtener el diagnóstico correcto», detalla la danesa, que apunta a ser un modelo positivo para aquellos con condiciones de salud similares.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *