Jugadores y árbitros se hincan antes de triunfo de PSG

Deportes

Un día después de que abandonaron la cancha en un acto de protesta, los jugadores del París Saint-Germain y el Basaksehir de Estambul regresaron al Parc des Princes y se hincaron junto a los árbitros en una muestra de unidad contra el racismo. El miércoles, cuando se reanudó el partido de la Liga de Campeones, Neymar exhibió la clase que en otras circunstancias hubiera acaparado los titulares, firmando una tripleta que le aseguró sin apuros al PSG el liderato del grupo al vapulear 5-1 al Basaksehir. Pero el resultado fue algo secundario, especialmente debido a que el PSG ya había asegurado avanzar a los octavos de final. El martes, los jugadores abandonaron el terreno de juego en un acto de solidaridad sin precedentes en el torneo, debido a que el cuarto árbitro, el rumano Sebastian Coltescu, profirió presuntamente un término racista para identificar a Pierre Webó, integrante del cuerpo técnico del Basaksehir, y de raza negra. “Nada supera los actos. Estamos cansados de esto. Nunca queremos experimentar esto de nuevo”, dijo el delantero del PSG Kylian Mbappé, en declaraciones a la cadena Telefoot. “No estábamos decepcionados por no jugar el martes, sino que estábamos orgullosos, porque si uno permite que ocurra este tipo de cosas, se volverá la norma’. En la reanudación, los jugadores salieron al campo a calentar portando camisetas con la leyenda “No al racismo”. Posteriormente se juntaron para hincarse con los cuatro integrante del grupo arbitral, y que reemplazaron a los que trabajaron el martes. Neymar estuvo entre los jugadores que levantaron el puño en el círculo central e inclinó la cabeza de forma pensativa. Los árbitros también portaron las camisetas, con los logos de ambos equipos por los dos lados. Se desplegaron pancartas en el estadio con mensajes contra el racismo, escritos en inglés y francés, y otro en apoyo a Webó, quien también portó una camiseta al calentar con el equipo. “Hay cosas mucho más importantes que el fútbol y el deporte”, sentenció Thomas Tuchel, técnico del PSG. “Ellos tomaron una decisión firme y mostraron solidaridad con sus oponentes. Fue una decisión muy valiente. En los vestuarios, quedó claro de verdad que querían hacer esto”. El encuentro fue reiniciado con el reloj marcando 13 minutos con 30 segundos, y el Basaksehir por cobrar un tiro libre. Ese fue el momento en el que se suspendió el encuentro con el marcador 0-0 después de que los jugadores salieron de la cancha. Una vez que se reanudó el encuentro, Basaksehir no tuvo respuesta para Neymar. En el primer gol, el astro brasileño se dio la media vuelta y disparó, hizo el caño a un rival y definió combado desde los linderos del área a los 21 minutos. Su segunda diana llegó a los 38, gracias a un pase de Mbappé. Cinco minutos después del descanso, Neymar tiró una pared con el argentino Ángel di María y volvió a prodigar una comba a unos 20 metros del arco. “Fue un desempeño muy completo”, valoró Tuchel. “Cuando Neymar está en forma, es el hombre principal. Hoy ha estado excelente. Realmente está ganando confianza”.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *