Jueza dicta prisión a dos implicados en red de trata de personas

Nacionales

Santo Domingo. – La jueza  de la  Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, Keilyn Candelario, dictó  tres meses de prisión preventiva como medida de coerción contra dos vinculados al ilícito de la trata de personas con fines de explotación sexual en contra de mujeres extranjeras, mientras que impuso una garantía económica a un tercer implicado.

Los enviados a prisión son  Félix Alberto Núñez Suero y Raquel Yenire Alvarado Narváez, quienes cumplirán la medida de coerción en la Penitenciaría Nacional La Victoria y en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, respectivamente

En tanto que  al también imputado Luis Eduardo Lugo Begazo el pago de una garantía económica de RD$500,000, impedimento de salida del país y presentación periódica.

El Ministerio Público logró que se acogiera el pedimento del testimonio de las víctimas como anticipo de pruebas debido a que las mujeres, cuyos nombres se omiten para proteger su identidad, son extranjeras y pueden salir del país en cualquier momento.

De manera preliminar, la procuradora general de la Corte de Apelación, María Cristina Benítez, calificó los actos cometidos por los tres imputados como trata de personas y lavado de activos en violación a la Ley 137-03, sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, y la Ley 155-17 sobre Lavado de Activos y Financiamiento de Terrorismo.

A través de un comunicado de prensa, el órgano persecutor declaró que, luego de una labor de inteligencia, varias unidades del Departamento de Trata de Personas y Tráfico de Ilícito de Inmigrantes de la Fiscalía del Distrito Nacional se presentaron en varios edificios, ubicados en el ensanche Evaristo Morales, El Millón, la avenida George Washington y Honduras.

Durante los allanamientos se incautaron dos armas de fuego, documentos personales, vehículos, dispositivos electrónicos, relojes y dinero en efectivo tanto en dólares americanos como en pesos dominicanos, entre otros objetos.

Fuente: El Día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *