Deportes

Juan José Soto, ¿podría ser el próximo Ted Williams?

EL NUEVO DIARIO, INTERNACIONAL.- El 2 de agosto del 2019, escribimos un artículo aquí en el que sugeríamos que el arranque de la carrera del dominicano Juan José Soto era sencillamente histórico, a pesar de que para entonces tenía apenas 20 años y había estado en las Grandes Ligas por poco más de una temporada. Pero sólo en base a lo que había hecho hasta ese momento, a una edad en la que la mayoría de los jugadores están en los niveles más bajos de las ligas menores o todavía jugando en la universidad, parecía claro que no era prematuro empezar a decir que su nombre estaba en el mismo contexto que el de algunos de los mejores jugadores de la historia.

Cuando escribimos eso, la línea de bateo de Soto en su carrera era la siguiente: .291/.403/.520 (OPS de .923)

Desde entonces, añadiendo los últimos dos meses del 2019 y la temporada recortada que tuvimos en 2020, Soto ha hecho lo siguiente: .310/.445/.649 (OPS de 1.094).

Eso es, en resumidas cuentas, considerablemente mejor. De por vida, ahora Soto exhibe una robusta línea de .295/.415/.557 (.972). Si Soto antes habíamos dicho que había comenzado su carrera de forma parecida a la de Mickey Mantle, ¿dónde podemos ubicarlo ahora? Parece que es momento de actualizar la lista de los “mejores arranques de la historia”.

Pero primero vamos a definir los criterios a utilizar. Soto cumplió 22 años el 25 de octubre, por lo que jugó toda la campaña 2020 con 21 años. Ha hecho 1,349 viajes al plato. Es un número un poco raro, así que vamos a revisar a aquellos jugadores que tenían 1,000 presentaciones legales a los 21 años.

Hay sólo 67 peloteros así, así que estamos viendo un grupo bien limitado, pero a la vez, ese es precisamente el punto. Haber sumado 1,000 viajes al plato antes de cumplir 22 años dice mucho del talento de un jugador.

Vamos a ubicar a esos 67 jugadores de acuerdo con su OPS+, una estadística que intenta hacer un ajuste a la producción de un jugador dependiendo de su estadio y época en la que jugó, algo bien importante en este caso porque estamos analizando jugadores de distintas eras.

Mejor OPS+ antes de cumplir 22 años, mínimo de 1,000 visitas al plato

166 — Mike Trout

161 — Ted Williams

157 — Jimmie Foxx

155 — Rogers Hornsby

153 — Ty Cobb

150 — Soto <—-

146 — Mel Ott

145 — Eddie Mathews

144 — Mickey Mantle

139 — Frank Robinson

Soto. Trout. Ocho miembros del Salón de la Fama.

E incluso eso no cuenta bien la historia. Porque hay miembros del Salón de la Fama, y luego estrellas de estrellas dentro del Salón de la Fama. En realidad, no hay un nivel más exclusivo dentro de Cooperstown, pero si lo hubiera, todos estos tipos estarían allí, con Trout camino a unírseles.

Así que, sí, Soto ha comenzado su carrera en las Mayores de forma histórica y pareciera que cualquier número que podamos ofrecer para respaldar ese argumento palidece en comparación con el hecho de estar en una lista “con ocho miembros del Salón de la Fama y otro que se les unirá en su momento”. Pero también luce obvio que tenemos que intentarlo, porque lo que ha hecho hasta ahora es demasiado impresionante. Así que vamos a revisar la producción de Soto usando como base sus números en algunas categorías ofensivas importantes entre 2018 y 2020.

OBP — .415 — segundo (detrás de Mike Trout)

SLG — .557 — sexto

Weighted On-Base Average — .405 — cuarto (detrás de Trout, Christian Yelich, Mookie Betts)

Tasa de boletos — 16.9% — tercero (detrás de Trout, Bryce Harper)

Relación BB/K — 0.88 — quinto

Por supuesto, hay mucho más. En el 2020, Soto bateó .447 con .921 de slugging ante pitcheos rompientes. Desde que se llevan los datos de cada pitcheo (2008), nadie ha tenido más éxito ante ese tipo de lanzamientos. Eso es algo bien conveniente, porque en las Grandes Ligas cada vez se lanzan menos rectas y más curvas/sliders.

En FanGraphs, Dan Szymborski publicó sus proyecciones para el 2021, en las que cada año ofrece una comparación de cada jugador con un pelotero ya retirado. ¿El jugador con el que se compara Soto? Ted Williams. “No el Ted Williams que jugó en las menores para los Marineros. Tampoco se trata de un error en los cálculos. No, el verdadero Ted Williams”, escribió Szymborski. “Creo que es primera vez que pasa esto”.

Imaginen lo que significa escuchar que están comparando a un pelotero de 22 años con quien es probablemente el mejor bateador nato de todos los tiempos y no pensar que se trata de un sinsentido. Impresionante.

Pero pensamos que valía la pena abordar el tema desde un flanco diferente. Cuando vimos a esos 67 jugadores que tenían al menos 1,000 apariciones antes de los 22 años, notamos que había a varios histórico en lo más alto de la lista, pero también que en la parte baja había peloteros que tuvieron arranques relativamente lentos (Alan Trammell, 84 de OPS+, Robin Yount, 86 de OPS+) e igual terminaron teniendo grandes carreras. Si bien Soto está obviamente en otro nivel, como dijimos más arriba, el simple hecho de tener tantos juegos a tan corta edad dice muchísimo.

Así que olvidémonos de la producción por un minuto para preguntarnos qué tipo de carreras terminaron teniendo estos jugadores separándolos de la siguiente manera:

Miembros del Salón de la Fama

El puertorriqueño Iván Rodríguez, Ken Griffey Jr., el puertorriqueño Roberto Alomar, Rickey Henderson, Alan Trammell, Robin Yount, Johnny Bench, Ron Santo, el puertorriqueño Orlando Cepeda, Bill Mazeroski, Frank Robinson, Al Kaline, el puertorriqueño Roberto Clemente, Hank Aaron, Eddie Mathews, Mickey Mantle, Ted Williams, Bobby Doerr, Arky Vaughan, Mel Ott, Jimmie Foxx, Freddie Lindstrom, Travis Jackson, Rogers Hornsby, Ty Cobb

¡Veinticinco! Y faltan más, porque como verán en un minuto, hay 13 nombres que todavía no son elegibles para entrar en la boleta. Así que en realidad son 25 de 53, una tasa de exaltación del 47.2%. Pongan atención a ese dato: si usted fue lo suficientemente bueno para tomar 1,000 apariciones antes de los 22 años, más allá de que hizo con el madero en ellas, hay casi un 50% de probabilidades de que termine en Cooperstown.

Pero Soto, obviamente, hizo más que simplemente acumular esos viajes al plato. Tuvo una producción más que excelente.

Jugadores en la boleta o por ingresar (4)

Andruw Jones, Gary Sheffield, el dominicano Adrián Beltré, Alex Rodríguez

Jones y Sheffield están actualmente en la boleta y cada uno tiene argumentos bien serios, aunque es probable que ninguno termine llegando al Salón. Pero eso no importa, pues el simple hecho de estar en la conversación es un claro indicativo de la calidad de sus carreras. Cuando Beltré sea elegible, luce muy probable que sea electo. A-Rod debería entrar en su primera oportunidad si solo tomásemos en cuenta sus números, aunque la cantidad de problemas que trae a cuestas probablemente compliquen lo suficiente su caso como para dejarlo por fuera.

Todavía activos (11)

Juan Soto, Mike Trout, el venezolano Miguel Cabrera, Bryce Harper, el puertorriqueño Carlos Correa, Manny Machado, el venezolano Ronald Acuña Jr., Jason Heyward, el dominicano Starlin Castro, el venezolano Elvis Andrus, Justin Upton

Empecemos diciendo que hay dos futuros y seguros miembro del Salón aquí, Trout y Cabrera. Acuña es menos de un año mayor que Soto y similar en varias formas, tanto que este artículo podría haber sido sobre él, que también va enrumbado hacia Cooperstown. Machado y Harper tendrán muchas cosas que mostrar para justificar su entrada al Salón cuando cuelguen los spikes. Correa está un poco más abajo, pero también podría terminar allí algún día.

Los otros cuatro — Upton, Andrus, Castro y Heyward – no van a estar en las conversaciones sobre Cooperstown, pero fueron entre los cuatro a 11 Juegos de Estrellas, y cada uno ha tenido de buenas a casi grandiosas carreras. No hay peloteritos aquí.

All-Stars (16)

El colombiano Edgar Rentería, el puertorriqueño Rubén Sierra, Butch Wynegar, Claudell Washington, Buddy Bell, el dominicano César Cedeño, Rusty Staub, Boog Powell, Vada Pinson, Eddie Yost, Cass Michaels, Frankie Gustine, Buddy Lewis, Phil Cavarretta, Cecil Travis, Ed Kranepool

Este es un interesante y variado grupo, con algunos jugadores que tuvieron años de JMV (Cavarretta en la L.N. en 1945 y Powell en la L.A. en 1970), junto a un puñado de nombres que probablemente no van a reconocer. De cualquier forma, ser llamado a un Juego de Estrellas es llegar a un lugar al que la inmensa mayoría de los peloteros profesionales no llegan.

Muy buenos (5)

Rick Manning, Bob Bailey, Stuffy McInnis, Dick Hoblitzell, Sherry Magee

No hace falta pasar mucho tiempo en este apartado, más allá que para decir que estos tipos tuvieron carreras bien decentes. Manning, por ejemplo, jugó 13 temporadas en el outfield para Cleveland y Milwaukee. Bailey dio el primer hit en la historia de los Expos. Los otros tres debutaron en los primeros años del Siglo XX.

Tragedia (2)

Ken Hubbs, Tony Conigliaro

Desafortunadamente, no todos tuvieron la oportunidad de demostrar lo que podían hacer durante una larga carrera. Hubbs, el Novato del Año de la L.N. en 1962, falleció en un accidente aéreo en Utah en 1964. La carrera de Conigliaro quedó impactada para siempre tras recibir un pelotazo en la cabeza en 1967 y a los 26 ya estaba fuera del juego.

No hicieron mucho (4)

Sibby Sisti, Bob Kennedy, Whitey Witt, John Knight

No todos pueden ser ganadores. Pero vamos a apuntar, sin embargo, que estos cuatro hicieron su debut antes de la Segunda Guerra Mundial. Ha pasado mucho tiempo desde que un jugador tomó tantos turnos a tan corta edad y no terminó teniendo una sólida carrera.

Y ese realmente es el punto. Obviamente estamos siendo un poco ocurrentes al decir que Soto (y Acuña) son básicamente ya miembros del Salón de la Fama. El 2021 tendrá sólo 22 años, después de todo. Ni siquiera será elegible para Cooperstown sino hasta concluida la temporada 2027, que sería su 10ma en las Mayores. Pero basándonos en su arranque y en la forma que ha seguido mejorando, no tengan dudas de que están viendo el inicio de una carrera grandiosa, salvo que se atreviese alguna tragedia impensable. Nadie que haya comenzado su travesía tan bien no ha terminado en el Salón de la Fama.

Soto jonroneó ante el primer pitcheo del primero juego que disputó siendo parte del lineup abridor en su carrera, por allá en 2018. No es difícil pensar que dentro de algunos años vamos a recordar ese momento como la primera gran exhibición de uno de los grandes jugadores de todos los tiempos.

Fuente: El Nuevo Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba