Deportes

Joan Guzmán: “Es difícil” decir quién es el mejor en el boxeo dominicano

Joan Guzmán es una de esas figuras del deporte dominicano que van más allá de su condición de atletas y por tanto se convierten en leyenda. Puede que le parezca que no, pero su realidad muestra características de ese nivel. El ahora entrenador de 44 años comparte su parecer para Diario Libre sobre dos momentos particulares de su vida: 1. Si es el mejor boxeador dominicano y 2. Sus mejores momentos en su gloriosa carrera, la que todavía no lo lleva a la inmortalidad. Los logros de Guzmán bien pudieran situarlo como el mejor del país. Fue campeón del peso supergallo y super pluma, además de una laureada carrera en el nivel olímpico al brindarle al país la primera medalla de oro en Juegos Panamericanos (Mar del Plata, 1995) en 40 años. En lugar de autoproclamarse con el título del mejor del país, se va por el lado del análisis y deja, a quien interese, la elección. “Es difícil”, dice sobre responder a esa pregunta. “Por primera vez lo voy a decir. Es difícil ¿por qué? Porque yo he hecho muchas cosas, pero no sé a qué se llama mejor, si es de calidad o de números”. Si se habla de números, él tuvo 36 combates, de los que le levantaron las manos en 34 ocasiones, 21 de ellas por nocaut, perdió una y tuvo un empate. Y en el nivel olímpico se le atribuyen 320 combates, con 310 triunfos. “De número me van a pasar, porque yo me retiré”, dice. “Van a ver que me van a pasar, pero de calidad, siento que tenía mucho. Yo hacía de todo. Pero por número…” considera que le pasarán. Reconoce que Javier Fortuna tiene números parecidos con sus dos títulos mundiales y sus 35 triunfos (24 por ko), dos derrotas y un empate. “Lo único que él no lo tiene como aficionado, pero yo tengo como aficionado y después pasé a profesional”. A fin de cuentas, el “Little Tyson”, como apodan a Guzmán prefiere no tocar a profundidad ese tema. “A veces cuando llegan esas discusiones, estoy en unos cuantos grupos (de WhatsApp) de boxeo, y llegan esas discusiones, no quiero ni hablar”, señala. “Me salgo”. -¿No quieres opinar? -“No, no me gusta. Porque a veces ponen en contra a los chamaquitos que yo quiero pujarlos”. Su mejor momento
¿Sería posible que el mejor momento de Joan Guzmán no se encuentre en el nivel profesional? Pues lo es. El Sycuan Warrior (Guerrero de Sycuan) como también le apodaban saborea don dulzor el haber ganado su primer cinturón en el nivel de paga. Pero no es ahí donde encuentra lo más dulce. “Hay dos momentos”, señala. “Momento triste para el boxeo y para mí, que no se me olvida, fue cuando perdí en los Juegos Olímpicos (ante el argentino Omar Narváez). Eso no se me olvida. A veces estoy mirando algo y le doy para atrás: ¿por qué yo no hice más? Ahh, este no me ganó”. Narváez luego también fue campeón mundial. Y “el momento bueno fue cuando me gané, la primera medalla, la panamericana”, señala Joan, el orgulloso peleador de Guachupita, que de dormir en el suelo pasó a ser un héroe del deporte dominicano. Se refiere al oro de Mar del Plata 1995, luego de cuatro décadas, después de la de México en 1955. Tengo –esos- dos momentos que no se me olvidan y no son como profesional”. Señala que recuerda “bien”, que el maestro Rudy Zapata, el fenecido entrenador de boxeo de la selección, quien le planteó “si tú ganas, yo me voy a afeitar, porque el país tiene 40 años que no gana una medalla de oro”. “Cuando gané -se dijo- wow, 40 años”. ¿Cumplió el entrenador con su palabra? “Sí, Rudy se afeitó”. Rumbo a la inmortalidad
Inmortal Joan Guzmán peleó por última vez el 31 de octubre de 2014. Cuenta con44 años, pero todavía no está en la boleta de los inmortales para este año. El peleador está en lista llegado su momento. Su currículo está sobrado de puntos luminosos. Se menciona un récord amateur de 310-10. Su última derrota fue en el nivel olímpico. Además de campeón panamericano, también lo fue en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Ponce 1993, así como varios campeonatos en torneos centro-caribeños. “Eso quiero”, dice. “Creo que a mí me sale eso. Creo que estoy en ese nivel. Como dicen, muchos logros como aficionado y muchos logros como profesional”. Y añade: “Creo que, sin temor a equivocarme, yo voy de línea. Yo creo. No sé ustedes (los periodistas), qué dirían”.

Fuente: Diario Libre

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba