Instalan en Groenlandia una ‘casa’ plegable diseñada para misiones a la Luna, pasan 2 meses allí sin Internet, ni móviles y cuentan su experiencia

Internacionales

El objetivo principal de la expedición era establecer si personas no entrenadas podrían sobrevivir en condiciones lunares antes de que se lancen al espacio expediciones con turistas.

Sebastian Aristotelis, uno de los científicos que participó en ‘Lunark’, el proyecto de la empresa SAGA Space Architects para construir un refugio en Groenlandia que simula las condiciones de vida en la Luna, ofreció el pasado domingo a The Daily Mail un comentario detallado sobre su experiencia, luego de regresar de la expedición, finalizada el pasado 14 de diciembre.

‘Lunark’ es una casa de aspecto futurista de 1.700 kilos. Su forma está inspirada en el origami y es plegable. Está diseñada para ocupar un espacio mínimo dentro de los cohetes (2,88 metros cúbicos) y puede extenderse hasta 17,18 metros cúbicos. La construcción puede soportar temperaturas de hasta -45 grados Celsius y vientos de hasta 88 km/h. 

La expedición empezó el pasado 3 de septiembre. Sebastian Aristotelis y su colega, Karl-Johan Sorensen, pasaron aproximadamente un mes montando el campamento y 60 días (del 2 de octubre al 30 de noviembre) dentro de la cápsula. El objetivo principal del viaje era establecer si las personas sin especialización en astronáutica o entrenamiento militar, como los arquitectos Aristotelis y Sorensen, podrían sobrevivir en este ambiente, en un momento en que la humanidad se aproxima a la era del «turismo espacial».

La cápsula está equipada con dispositivos, muebles, alimentos y otros recursos necesarios para la vida en autonomía. Aunque está dotada de dispositivos de tecnología avanzada, incluida la visión nocturna o la interfaz de hábitat con aprendizaje automático, no había ‘smartphones’, sino voluminosos teléfonos satelitales. «No podíamos conectarnos a Internet de ninguna manera», añadió Aristotelis. Además, mientras los investigadores vivían en condiciones constantes, eran objeto de varios estudios, como experimentos psicológicos o estudios de sueño. 

Sin embargo, desde el punto de vista de Aristotelis, el resultado más importante es que sí es posible elaborar una cápsula plegable de este tipo. El concepto fundamental de origami se mantendrá, aunque la compañía hará varios ajustes de diseño a la cápsula. «En términos de fabricación, hay que cambiar muchas cosas: construir algo de grado espacial es mucho más difícil que algo para el ambiente ártico», afirmó Aristotelis.

«Mirando hacia un futuro con más civiles en el espacio, [el refugio] es una de las cosas más importantes que debemos resolver como arquitectos», señaló el miembro de la expedición. 

SAGA Space Architects es una de las empresas que está elaborando un hábitat lunar para futuros turistas espaciales y astronautas.

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *