Halep se reencuentra y habrá un inédito Muguruza-Osaka en octavos

Deportes

EL NUEVO DIARIO, MELBOURNE, AUSTRALIA.- La rumana Simona Halep (2) encontró la calma tras la tormenta después de superar a la rusa Viktoria Kudermetova (32) por 6-1 y 6-3 en la tercera ronda del Abierto de Australia, mientras que la española Garbiñe Muguruza (14) se enfrentará por primera vez en su carrera a la japonesa Naomi Osaka (3) después de clasificarse ambas con facilidad venciendo a la kazaja Zarina Diyas y a la tunecina Ons Jabeur (27), respectivamente.

“Tendré que estar muy preparada si ella gana su partido porque cuando jugamos en Roland Garros me venció con facilidad”, comentó Halep respecto a la que finalmente se confirmó como su próximo contrincante, la polaca Iga Swiatek (15), quien venció por su parte a la francesa Fiona Ferro por un cómodo 6-4 y 6-3.

Halep también indicó, del mismo modo que lo han hecho muchos tenistas, que las pistas de este año son rápidas y que a ella, que cuenta con un estilo sólido desde el fondo de la pista, le obliga a estar muy atenta.

“No es fácil, pero a mí personalmente me gusta”, comentó tras su triunfo en la pista central Rod Laver Arena.

La rumana y segunda clasificada mundial sigue con opciones de conseguir la que sería su tercera corona Grand Slam después de sus títulos en Roland Garros en 2018 y en Wimbledon en 2019, después de asomarse al principio en su encuentro de segunda ronda ante la local Ajla Tomljanovic que tuvo que cerrar en un apurado set definitivo.

Por su parte, la vigente finalista Muguruza siguió con su intratable estado de forma tras barrer a la kazaja Diyas por un contundente doble 6-1 para avanzar a los octavos de final del Abierto de Australia.

“Me sentí muy bien. Jugamos hace un año y fue un partido muy duro, por lo que estoy muy contento que haya sido capaz de jugar así hoy”, comentó tras la conclusión de un partido que no alcanzó la hora de duración sobre la pista Margaret Court Arena.

Cuajó un partido muy completo después de mantener su servicio durante todo el encuentro y estar avispada al resto tras aprovechar cinco de las ocho pelotas de rotura que dispuso.

Firmó un punto apoteósico en el último juego del partido, probablemente fue el mejor del choque, tras ejecutar una pasante de revés a un ángulo inverosímil, tras un peloteo de más de veinte intercambios, que sirvió para salvar una pelota de ‘break’.

Muguruza, que cayó en la final en la edición pasada ante la estadounidense Sofia Kenin (4), comentó respecto a su próxima rival, la nipona Osaka, que será un reto de nivel y que siempre es emocionante enfrentarte a una jugadora por primera vez.

Su siguiente partido tendrá lugar este domingo y será el último para concretar su supervivencia en la segunda semana del primer Grand Slam de la temporada.

Su siguiente escollo se mostró impecable en la tercera ronda del Abierto de Australia tras superar a la talentosa tunecina Ons Jabeur (27) por 6-3 y 6-2.

Osaka fue capaz de lidiar con el complicado estilo de Jabeur, tan particular en un circuito femenino donde son protagonistas los golpes planos y agresivos desde el fondo de la pista, tras estar fantástica al resto en los momentos cumbre que le sirvieron para apuntarse un cuatro de siete en cuanto a pelotas de rotura convertidas.

Jabeur, menos acostumbrada a este tipo de escenarios, desperdició las siete oportunidades que dispuso para hacer daño en el marcador a una japonesa que igualó su marca del año pasado, cuando cayó en tercera ante la joven estadounidense Cori Gauff.

El primer duelo de titanes, que será el primer choque entre ambas campeonas de Grand Slam, tendrá lugar este domingo en Melbourne Park sin la presencia de público después de que el estado de Victoria decretara confinamiento durante cinco días.

La vigente campeona del Abierto de Estados Unidos llegará a la cita con plena confianza después de cerrar sus tres primeros partidos sin ceder un sólo set y concediendo tan sólo trece juegos.

Sin embargo, la que será su rival todavía atraviesa un estado de forma más óptimo después de llegar al primer ‘major’ como finalista del Yarra Valley Classic, donde derrotó por el camino a rivales de la talla de Sofia Kenin (4), así como por sumar contundentes victorias en sus tres primeros partidos donde recibió tan sólo diez juegos.

La estadounidense Serena Williams (10) logró una trabajada victoria tras imponerse a la joven rusa Anastasia Potapova de 19 años por 7-6(5) y 6-2, y se enfrentará a la bielorrusa Aryna Sabalenka (7) en los octavos de final del Abierto de Australia.

La joven rusa estuvo muy cerca de poner contra las cuerdas a la campeona de 23 títulos ‘major’ después de desperdiciar una ventaja de 5-3 durante el ‘tie-break’ del primer set y convertir tan sólo tres de las doce pelotas de rotura que tuvo a su favor.

Serena, veinte años mayor que su oponente, hizo alarde de su experiencia tras ejecutar cinco de las ocho opciones al resto que tuvo para romper el saque para, de esta forma, avanzar a siguiente ronda a pesar de acumular tres errores no forzados más que su contrincante y sólo un golpe ganador más que una Potapova que está llamada a grabar su nombre en la cima de la clasificación WTA durante los próximos años.

Su próxima rival será la bielorrusa Sabalenka, quien cerró su tercer partido consecutivo sin ceder un set tras su victoria ante la estadounidense Ann Li por un severo 6-3 y 6-1.

A pesar de que las dos jugadoras han ocupado plazas entre las veinte mejores clasificadas del mundo en los últimos años, el encuentro que disputarán este domingo sin público será el primero que enfrente a la bielorrusa con la estadounidense.

También accedieron a los octavos de final la checa Marketa Vondrousova (19), tras imponerse a la rumana Sorana Cirstea por 6-2 y 6-4, y la taiwanesa Su-Wei Hsieh, quien acabó con las esperanzas de la italiana Sara Errani por 6-4, 2-6 y 7-5.

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *