Deportes

Guerrero Jr. con un nuevo comienzo con los Azulejos

En palabras propias de Vladimir y a través de los ojos de otros, éste es el comienzo de un nuevo capítulo para Guerrero.

Cuando Guerrero empezó a entrenar en la República Dominicana en el receso de temporada, una de las primeras señales fue la ropa. De pronto, la camiseta que le apretaba estaba holgada. Es importante tomar en cuenta esos detalles y decir: “Esto es progreso”. Entonces, Guerrero continuó, apoyado por sus compañeros a lo largo del camino.

La parte importante es cómo se traslade todo al terreno. Intentó resumirlo.

“Me siento más rápido”, dijo Guerrero. “Ésa es la palabra que lo describe todo. Soy más rápido en todos los aspectos de mi juego ahora, especialmente corriendo las bases me siento bien. En los roletazos. Antes sentía fatiga fildeando rodados. Ahora puedo decir que recibo 50, 60 y me siento bien”.

La defensa del dominicano ha generado interrogantes por mucho tiempo. Eso se mantiene. Guerrero dijo el miércoles todo lo correcto, expresando su disposición de jugar en la inicial o en la antesala, haciendo lo que le requiera el equipo. Comenzando su tercera temporada en las Mayores, ésa siempre ha sido su mentalidad.

Sin importar qué esquina del cuadro defienda — será la inicial – Guerrero necesita mejorar. Uno de sus principales problemas como novato fueron sus movimientos ante los roletazos, cuando su flexibilidad y balance le impedía demostrar sus movimientos de pies y potente brazo. Eso estaba en su mente cuando hizo los cambios.

“Trabajé fuerte en mis piernas, porque quiero poder confiar en ellas”, dijo Guerrero. “Antes, no podía confiar en mis piernas. No estaban ahí. No podía levantar roletazos y claro, en el plato a veces no podía batear detrás de la bola. Ahora estamos trabajando muy fuerte en eso. Diría que la defensa es lo que más he mejorado”.

¿Cómo se sienten los Azulejos?

Volviendo a los tiempos de prospecto de Guerrero, escuchabas a la gerencia de los Azulejos mencionar constantemente la palabra “rutina” año tras año. Ahora entendemos de qué se trata.

Las rutinas son un proceso de engranaje. En un juego de altibajos, las rutinas, especialmente cuando se trata de la forma física, son críticas para un jugador de béisbol. Los Azulejos están complacidos con lo que han visto de Guerrero hasta ahora, porque todo luce indicar el cañonero está aceptando el proceso a largo plazo.

“Es increíble ver la sonrisa en su cara y la forma que tiene ahora mismo. Ha desarrollado su propia rutina”, dijo el gerente general de los Azulejos, Ross Atkins. “Mejoraba con cada día que pasaba del receso de temporada. Luce bien. Está en una buena posición ahora y estoy emocionado por ver cómo eso impactará cada aspecto del juego”.

El manager de los Azulejos, el puertorriqueño Charlie Montoyo, quedó impresionado cuando vio llegar a Guerrero al campamento. Montoyo siempre ha creído en Guerrero, pero entiende las realidades de las últimas dos campañas. Ahora, como todos, está viendo una mejor versión del joven cañonero.

“Terminará siendo, en mi opinión, uno de los mejores bateadores del béisbol”, dijo Montoyo. “Al verlo en la forma que tiene ahora, sé que llegará hasta ahí. No quiero ponerle mucha presión, pero realmente es lo que creo que puede hacer. Todos pensamos que eso es lo que puede ser”.

¿Cómo se sienten sus compañeros?

Si hay un jugador en el roster que entiende a Guerrero es Rowdy Téllez. Cuando los Azulejos seleccionaron a Téllez en el Draft amateur del 2014 directamente desde la secundaria, era más grande de lo que es hoy en día. Tuvo que hacer cambios en su rutina de entrenamientos, pero también en su estilo de vida.

“Eso es madurez. Es algo importante”, dijo Téllez. “Puedes verlo en la manera en que se mueve y habla. Todo lo que hace. Está feliz y emocionado por el comienzo de la temporada, gracias a los cambios que ha hecho. Es algo que necesitas. Un Vlad feliz que pueda estar emocionado y en salud para convertirse en uno de los bateadores más peligrosos del béisbol”.

La primera recomendación de Téllez cuando Guerrero le pidió un consejo fue evitar las comidas tarde en la noche. No es fácil para un jugador de béisbol. Al momento que salen del parque por la noche, puede que sean las 11:30 p.m. o la medianoche. Luego de jugar frente a miles de aficionados, no puedes dormirte de inmediato. Guerrero ha cambiado su rutina después de los juegos y se ha apegado a ella. Eso lo está ayudando.

Téllez también ve la versión de Guerrero que no ven los demás, y el trabajo del que requiere todo esto.

“Siento que Vlad es una persona incomprendida”, dijo Téllez. “Es mi opinión, no creo que la gente entienda lo duro que trabaja. Trabaja duro. Este receso de temporada te demuestra que este muchacho se romperá el trasero para ser la mejor versión que pueda ser”.

Fuente: El Nuevo Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba