Nacionales

Grave problema del transporte: Conozca el diagnóstico y las soluciones que presenta el experto Ángel Segura

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El ingeniero Ángel Segura afirmó que la falta de una educación vial, la ausencia de un fuerte régimen de consecuencias y el desorden en que opera el servicio de transporte público de pasajeros, son a su juicio las tres principales causas del grave problema de movilidad vial en la República Dominicana, el cual dijo requiere de una atención urgente.

El exdirector de la desaparecida Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT) y experto en tránsito y movilidad vial, advirtió que, si en el país no se organiza el transporte público de pasajeros, el Gran Santo Domingo y Santiago van a colapsar en muy poco tiempo.

“Tenemos un gran desorden, rutas que están totalmente desorganizadas, y creo que en eso tenemos que trabajar urgentemente, apuntó el también miembro de la dirección central del partido Fuerza del Pueblo (FP) que lidera el expresidente Leonel Fernández.

“El país tiene que ejecutar un programa intenso de educación vial, para que la gente pueda entender y comportarse como tal; el peatón que asuma su responsabilidad como tal y el conductor saber cuál es el espacio que le corresponde”, expuso al ser entrevistado por Enrique (Tuto) Mota y Luis Brito en el programa El Nuevo Diario AM, que se trasmite por la plataforma digital de El Nuevo Diario TV.

Ver entrevista completa a partir del minuto: 59:28

Un plan integral a largo plazo

Seguro plantea que el problema que gravita sobre el transporte terrestre en el país debe ser abordado con un plan a largo plazo, y descontinuar así la práctica vigente de que cada gobierno aplica sus propias ideas o planes en busca de soluciones que en su mayoría resultan fallidas.

“El tema del tránsito y la movilidad tienen que ser abordados en ese sentido. No podemos permitir que cada gobierno que llegue aplique un librito, y no hay una integración de una solución de ese tema tan interesante”, precisó.

En ese sentido, concatenó la creación de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) a cargo de Leonel Fernández a partir del año 1996, el surgimiento del fallido Plan Renove por parte de Hipólito Mejía, en el período 2000-2004, la construcción del Metro de Santo Domingo, otra vez a cargo de Fernández cuando retorna al poder en el 2004, el que Ángel Segura valida como una gran solución, y finalmente, con la llegada de Danilo Medina a la Presidencia en el 2012 se implementa el Teleférico.

“Ahora viene Luis Abinader, que no va a hacer ninguna extensión del Metro que tanto se necesita, no va a hacer nada de Teleférico, sino que él viene con su modelo para que sea su propia marca, que será el monorriel que ya ha anunciado”, manifestó Ángel Segura.

Dijo que bajo ese concepto el país no puede trabajar el tema de transporte y movilidad, tras insistir en planificar a largo plazo, ejecutando cada cuatro años parte de un plan previamente diseñado sin las improvisaciones que han predominado siempre, salvo algunas excepciones como ha sido el Metro de Santo Domingo, iniciativa que sí cataloga como una solución sostenible.

Una flota vehicular obsoleta

Segura detalló que la flota vehicular que conforma el transporte público de pasajeros es obsoleta en más de un 90 por ciento, con más de 20 años de uso, cuando los estándares internacionales indican que no debe pasar de nueve años.

Igualmente, sostuvo que el usuario está pagando un alto costo por el servicio de transporte público, consumiendo entre el 20 y el 30% de sus ingresos para poder desplazarse, “y eso no puede ser para un simple obrero”.

En ese mismo orden, aseguró que contrario a lo que cree o percibe mucha gente, en el país hay una sobreoferta de asientos en el transporte público, pero que el servicio no está debidamente organizado y le falta planificación.

“Tenemos un modelo equivocado en el sentido de que en el Gran Santo Domingo el 80 por ciento de los viajes que se generan en la ciudad los movilizan los carros de concho, lo cual es una locura”, precisó.

La mutilación de las rutas

La mutilación o acortamiento de las rutas de transporte es otra causa añadida al problema, y como ilustración recordó que en la década del 90 varias de ellas le dan la vuelta a lo que es hoy el Gran Santo Domingo.

“Recuerdo que, en esa época, una vez abordé la ruta B, que le daba la vuelta completa a la capital, pagando apenas diez centavos, y resulta que a bordo del vehículo me dormí y retorné el punto de origen del largo trayecto recorrido”, apuntó.

 

Soluciones personales

Explicó que las soluciones personales e individuales del problema del transporte, lo que se produce cuando una persona adquiere un vehículo para desplazarse, contribuye a congestionar nuestro parque vehicular.

“Tenemos las mismas calles, pero todos los días le estamos entrando a la ciudad un volumen considerable de vehículos, y eso va congestionando totalmente el espacio disponible, por lo que ya la famosa hora pico se da durante todo el día”, planteó.

Recordó que el tránsito tiene muchas implicaciones, y a modo de ejemplo citó que cuando una persona pierde dos horas y a veces más tiempo para llegar a su destino dentro de la ciudad, conlleva un costo no solo económico sino también emocional por el problema del estrés que genera.

El horario escalonado

Cuestionó que la dinámica nacional en su conjunto comienza a la misma hora, a las 8:00 la mañana, cuando ya es tiempo de que en las actividades del país se aplique una apertura escolada en lo que tiene que ver con el horario.

“La industria puede iniciar a operar a las 6:00 a.m., las escuelas a las 7:00, las oficinas públicas a las 8:00, los bancos y otros servicios a las 9:00 de la mañana. Y para hay que buscar técnicos que puedan convencer a los gobiernos de que esa medida hay que aplicarla”, sugirió.

Las terminales interurbanas

El experto, quien ha ocupado varias e importantes posiciones públicas en materia de transporte y movilidad, señala que el Estado ha perdido tiempo para construir las terminales interurbanas, lo que vendría a evitar el gran tráfico de las guaguas y grandes autobuses en plena ciudad.

Deploró que todavía a estas alturas el Gran Santo Domingo se encuentre seriamente afectado por la circulación en las primeras horas de la mañana de un gran número de camiones de cargas y patanas que agravan aún más la problemática.

Recordó que alrededor de nueve instituciones públicas que accionaban con el tema de tránsito y transporte en la República Dominicana, fueron refundidas para dar paso a la creación del Instituto Nacional de Transito y Transporte Terrestre (INTRANT).

 

Fuente: El Nuevo Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba