Nacionales

Fundación Mauricio Báez realiza más de 6,000 pruebas PCR y entrega mascarillas en operativos

Santo Domingo.– La Fundación Mauricio Báez ha realizado más de 6,000 pruebas PCR y entregado unas 120,000 mascarillas de forma gratuita en sectores vulnerables de la capital a través de jornadas de prevención en lucha contra el coronavirus.

Decenas de ciudadanos acuden al centro a recibir las atenciones de lugar y a buscar resultados pendientes que tardan en promedio unas 48 horas, mientras que otros fueron alcanzados por voluntarios de la fundación en jornadas de abril y mayo.

Los operativos de pruebas PCR son patrocinados por el laboratorio Referencia y comenzaron a realizarse a partir del 20 de abril del año en curso, con 60 – 65 pruebas diarias de lunes a viernes, de las que han resultado positivas 1,300 personas.

Sonia Margarita Rivera, residente en Sabana Perdida, manifestó a EL DÍA sentirse complacida con la atención recibida por el personal de la fundación cuando fue hacerse las pruebas del virus.

“Me trataron muy bien, muy organizado, con mucha disciplina. No tengo quejas. Quedé muy bien agradecida de ellos porque me dieron un trato especial, no solo a mí si no a todas las personas que estaban allí” ”, expresó Rivera, quien dio positivo al Covid-19 el pasado ocho de septiembre.

La dama manifestó que a pesar de vivir lejos contactó el lugar a través de una amiga que trabaja en el Metro, donde su hijo también fue portadora de la enfermedad.

De su lado, Elis Miguelina Ureña Velasquez, moradora de Villas Agrícolas, explicó que sintió los síntomas del Covid desde el lunes de la semana pasada, pero creyó que era sinusitis, empeorando al día siguiente con la pérdida del olfato.

La madre de tres hijos recibió el diagnóstico este lunes y dijo que en 20 días irá a hacerse otra prueba para ver si arroja negativo.

“Yo busqué el resultado hoy y di positivo, hoy fue que me lo dieron. La atención fue muy bien”, explico Ureña, añadiendo probablemente se infectó cuando fue al trabajo ya que no sale de su casa. “Yo me cuido. Siempre ando con manitas limpias y así…”

Cómo funciona

Cesar Heredia, presidente de la fundación y su director ejecutivo, indicó que para la realización de las pruebas lo único que piden a los ciudadanos son sus datos y seguro médico, pero si la persona no está afiliada a ningún seguro, le hacen el diagnóstico como quiera, porque tienen un acuerdo con el SeNaSa.

Las pruebas confirmatorias se realizaban cada 15 días cumpliendo con el mandato de la OMS, pero al ver que de las primeras 100 muestras procesadas el 70% de las personas arrojaron positivo, cambiaron el método a 22 días, obteniendo como resultado una disminución considerable de contagiados, con 12, 15 y 18% de positivos.

Heredia precisó que al anunciarse el cierre del país en marzo, por el toque de queda a causa de la pandemia, en ese momento los dirigentes de la entidad no sabían qué iban hacer, por lo que planearon una estrategia de cómo ayudar a la comunidad para combatir el Covid que iniciaba.

“Queríamos un proyecto que corriera un poco más rápido que el índice del contagio de la enfermedad, con 30 voluntarios de la fundación Hardcare y 30 de nosotros comenzamos un proyecto de entrega de mascarillas y concientización de las personas. En el trascurso de una semana queríamos a llegar a unas 37,000 personas que estaban en el barrio de Villa Juana, y comenzamos en el sector como proyecto modelo”, explicó el director ejecutivo.

Fue en ese momento cuando la fundación inició las jornadas de trabajo que iba secuenciada de pruebas PCR, las cuales hacían a personas sospechosas del Covid, para ubicarlas, identificarlas, aislarlas y dar seguimiento a sus familias o quienes pudieran haber sido contagiados en el camino.

El plan de prueba se hizo con ocho personas que eran parte del operativo para tratar de extender a la mayor cantidad de personas, pero teniendo un grupo reducido para evitar el contagio. Todas ellas lo hacen de manera voluntaria.

Además de Villa Juana, los directivos llevaron el proyecto a Villas Agrícolas, La Zurza y Cristo Rey.

Los operativos se realizan de lunes a viernes, desde las 7:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía y la entrega de resultados es de 8:30 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

En las jornadas, si identifican a alguna familia con muy poco recurso económico, organizan un plan de ayuda para suplirles alimentos.

Los infectados

Cesar Heredia está en desacuerdo con las afirmaciones del ministro de Salud, Plutarco Arias, de que la curva de contagio del Covid-19 se está aplanando, pues considera lo que en realidad ha descendido es el número de personas que se realizan las pruebas “no la positividad”.

“Nosotros nos hemos dado cuenta que hay muchas personas que porque están trabajando en el cambio del gobierno no han querido hacerse pruebas para no dar positivo por miedo a que lo despidan. Hay otras personas que están positivas y tienen síntomas y no quieren hacerse la prueba para no tener que aislarse”, dijo.

Señaló que como las medidas han bajado y la gente está cansada, quieren salir y no se están haciendo la cantidad de pruebas suficientes.

El presidente de la fundación añadió que el segmento de la población que se están haciendo pruebas son las personas que se van de viaje, quienes se van hacer alguna cirugía, embarazadas que van a tener parto y otros por razones laborales. “Hay un alto porcentaje de personas negativas al virus; muchas pruebas negativas, cuando en realidad no se están atacando los lugares donde están los positivos”.

En ese sentido, consideró que la curva no ha bajado sino que los positivos se están quedando en sus casas.

Al menos unas 25 personas de los positivos a la enfermedad que fueron alcanzas por lo operativos han muerto.

Trayectoria

El club Mauricio Báez inicia el 11 de septiembre del 1963 con una canchita al aire libre, luego pasa al polideportivo, después a una pequeña escuelita, más adelante a un centro médico, al tiempo a un liceo y finalmente a un centro cultural.

Después de la trayectoria, por la parte legal y operativa se crea la Fundación Mauricio Báez, el 6 de octubre del 2008, que pasa a regir de forma directa las áreas de educación, salud y cultura mientras que el club, siendo parte de la fundación, maneja el área deportiva.

La fundación tiene una biblioteca muy demandada, además de una escuela con alrededor de 2,000 estudiantes que reciben educación gratuita de nivel básico y medio, más de 500 niños en el programa de básquetbol, más de 300 en voleibol y unos 80 en el taekwondo.

La organización tiene una asignación económica del gobierno y otra parte de entidades privadas que hacen donaciones y aportes, los miembros del consejo no cobran y los sueldos que hay son bajos, ya que cuentan con 364 empleados.

Fuente: El Día

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba