FOTO: El gigantesco iceberg A-68A continúa fragmentándose cerca de un importante refugio de vida silvestre marina

Internacionales

Desde que se separó de su barrera de hielo en la península antártica, ha perdido más de la mitad de su superficie inicial.

El gigantesco iceberg A-68A continúa fragmentándose en pedazos más pequeños, mientras se aproxima a la isla de San Pedro (también conocida como Georgia del Sur), en el océano Atlántico Sur, comunicó recientemente el Centro Nacional del Hielo de EE.UU. (USNIC, por sus siglas en inglés).

Basándose en imágenes satelitales, los especialistas del USNIC constataron el 22 de diciembre que dos nuevos grandes bloques de hielo se desprendieron del A-68A. Los nuevos témpanos han sido catalogados como ‘A-68E’ y ‘A-68F’. El primero, en su eje más largo mide aproximadamente 61 kilómetros por unos 14 kilómetros en su punto más ancho. El segundo iceberg mide alrededor de 25 kilómetros en su eje más largo por unos 12 kilómetros en su eje más ancho.

Esa nueva fragmentación del A-68A tuvo lugar solo pocos días después de que el A-68D, de 18 kilómetros de largo con una extensión cercana a 140 kilómetros cuadrados, se separara de la parte norte del iceberg principal.

FOTOS: Impresionantes imágenes aéreas del iceberg más grande del mundo, que amenaza con colisionar con un santuario de pingüinos y focas

Desde que en el 2017 el A-68A se separó de la barrera de hielo Larsen, en la península antártica, en los últimos meses ha estado flotando peligrosamente rumbo a la isla de Georgia Sur, un importante refugio de vida silvestre marina. Se teme que su presencia en esa zona dañe el frágil ecosistema alrededor de la isla, ya sea por el raspado de la quilla del iceberg del lecho marino o por la liberación masiva de agua dulce en el océano circundante, señala la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

Las perspectivas del A-68A

Además, destaca que el A-68A ha perdido la mitad de su extensión, desde un área inicial de 5.664 kilómetros cuadrados hasta su superficie actual de 2.606 kilómetros cuadrados. Asimismo, el gigantesco bloque de hielo ha adelgazado, en promedio, 32 metros, y en algunos lugares más de 50 metros, alrededor de una cuarta parte de su espesor inicial.

La trayectoria futura del iceberg depende de la profundidad de su quilla en relación con el océano circundante. La isla de Georgia del Sur está rodeada por aguas de plataforma relativamente poco profundas, que se extienden decenas de kilómetros más allá de su costa. Actualmente, en su sección más gruesa el A-68A tiene una quilla de 206 metros de profundidad, por lo que es poco probable que su sección principal se aproxime demasiado a las orillas de la isla hasta que adelgace o se rompa.

Sin embargo, el A-68E y el A-68F son considerablemente más delgados, con quillas que son hasta 50 metros menos profundas, por lo que representan la mayor amenaza inmediata para el ecosistema de la isla. De momento, el iceberg principal (A-68A) se derrite a un promedio de 2,5 centímetros por día, vertiendo 767 metros cúbicos de agua dulce por segundo, lo que equivale a 12 veces la desembocadura del río Támesis, en Gran Bretaña.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *