Falta de tratamientos en anemia puede dañar salud de niños

Nacionales

La anemia es una condición en la cual los glóbulos rojos de la sangre disminuyen por debajo del nivel normal para la edad del niño, lo que significa que no hay suficientes de estos en el cuerpo.En ese sentido, la doctora Jeyni Vega, pediatra hematóloga del área de pediatría cardiovascular de los Centros de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (CEDIMAT), da la voz de aleta sobre el problema común en la niñez. La especialista explica que los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína de un pigmento especial que hace posible el transporte y la entrega de oxígeno a otras células del cuerpo.Vega asegura que a pesar de ser líquida, la sangre se considera un órgano o tejido, ya que está compuesta por células que ejercen funciones muy específicas en el organismo, las más abundantes son los glóbulos rojos o eritrocitos, responsables de dar la coloración roja a la sangre, seguido de los glóbulos blancos y plaquetas.“Si bien es cierto que la causa principal de anemia en la población infantil, son las anemias carenciales por déficit nutricional, existen muchas otras causas de anemia que afectan a niños y adolescentes”, especifica Vega.Detalla las causas que pueden provocar anemias en niños y adolescentes, la especialista explica que puede ser porque no produce el número suficiente de glóbulos rojos.Esto puede suceder si la dieta que consume no contiene suficiente hierro u otros nutrientes como el ácido fólico y la vitamina B12 (como ejemplo está la anemia por deficiencia de hierro, anemias megaloblásticas o perniciosa), también puede deberse a problemas dentro de la médula ósea que impide la producción de la sangre adecuadamente (cánceres hematológicos tipo leucemias, linfomas, otros tumores sólidos como neuroblastomas, asegura la pediatra hematólogaLas anemias Otras de las causas se vinculan a que se destruye una gran cantidad de glóbulos rojos. Esto ocurre, por lo general, cuando un niño ha heredado un trastorno de los glóbulos rojos que le produce anemia de tipo hemolítica, como por ejemplo, anemia por células falciformes o falcemia, que es la hemoglobinopatía más frecuente en el país.“Normalmente estos niños presentan anemia desde muy temprana edad junto con otros síntomas. Otra causa de destrucción de los glóbulos rojos pueden ser las infecciones con algunas bacterias y virus”. La pérdida de glóbulos rojos por sangrado también puede provocar anemia.Esto puede ser por una pérdida obvia de sangre, como una herida o trauma agudo o como en el caso de una menstruación abundante, muy frecuente en las adolescentes con periodos menstruales muy irregulares o por una pérdida lenta a largo plazo, quizás en las heces (deposición) con sangre o sangre oculta en heces.Este último problema es frecuente en niños con parasitosis, enfermedades inflamatorias intestinales y alergias alimentarias. También los sangrados por la orina pueden producirla.La hematóloga asegura que existen otras causas de anemia menos frecuentes como problemas hormonales, fallas renales, anemia de la inflamación crónica como ocurre en las enfermedades reumáticas y problemas cardiovasculares.Los niños con anemia muchas veces pueden no tener ningún síntoma clínico evidente, ya que la anemia puede estar en una fase latente o inicial, por eso la importancia de las evaluaciones rutinarias.

Fuente: Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *