Nacionales

Exdiputado llama mantener vigilancia para que nueva ley de incentivos se cumpla

EL NUEVO DIARIO, NEIBA.- El exdiputado Rafael Méndez calificó como un hecho trascendente la aprobación y promulgación de nueva Ley 12-21, que declara por 30 años la Zona Franca Especial de Desarrollo Fronterizo, al tiempo que llamó a mantenerse vigilantes para que el régimen de exención de impuestos internos y aranceles a las empresas instaladas, o a las que se pudieran acoger a esas facilidades, se cumpla
plenamente.

Méndez, quien fuera presidente de la Comisión Permanente de Frontera de la Cámara de Diputado, dijo que hace la advertencia porque la
oligarquía empresarial, enemigos jurados de los incentivos a las empresas fronterizas, podrían buscar que el reglamento a la referida
Ley mediatice el espíritu y la letra de esa legislación, colocando a discreción de los funcionarios aplicación discrecional de los exenciones y facilidades consignadas en la misma.

“Decimos esto, además, porque mediante esas aviesas maniobras, y otras estrategias, la oligarquía empresarial citadina logró convertir
en una legislación natimuerta la Ley 28-01, que caducó luego de 20 años de inexistencia en los hechos, a pesar de que es la única ley que
complementa mandatos contemplados en la Constitución de la República.

En tal sentido el ex legislador por la Provincia Bahoruco puntualizó:

“Esos mandatos están contemplados en los artículos 10 y 11 de la Carta Magna que declara de supremo y permanente interés nacional la
seguridad, el desarrollo económico, social y turístico de la zona fronteriza, así como el uso sostenible de los ríos fronterizos, el uso
de la carretera internacional y la preservación de los bornes fronterizos, entre otros aspectos”.

“La región fronteriza en la zona geográfica que ofrece mayor garantía jurídica para la inversión, que además de estar amparada en la
Constitución de la República y en una ley, también está amparada en sentencias del Tribunal Constitucional, la Suprema Corte de Justicia y
el Tribunal Contencioso Administrativo, así como resoluciones del Senado de la República y la Cámara de Diputados”, recordó.

Advierte de la existencia de enemigos jurados de los incentivos a las empresas fronterizas que podrían buscar que el reglamento de la Ley
mediatice el espíritu y la letra de esa legislación.

Considera que sería inaceptable que en el reglamento se consigne que los funcionarios aplicarían a discreción las exenciones y facilidades
consignadas en la Ley 12-21.

Fuente: El Nuevo Diario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba