El senador de la FARC Carlos Lozada admite que ejecutó la orden de matar al líder colombiano Álvaro Gómez Hurtado

Internacionales

«Esa orden se transmitió a través mío y la ejecutó un comando de cuatro personas de la Red Urbana Antonio Nariño», confesó el excomandante guerrillero.
Julián Gallo Cubillos, senador colombiano por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) —formado tras la desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia—, admitió que fue él quien ordenó el asesinato del líder conservador y excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido en 1995.»Es un hecho cuya responsabilidad es de la Red Urbana Antonio Nariño (RUAN), de la cual yo era comandante en ese momento», dijo Gallo, conocido con el alias de ‘Carlos Lozada’ mientras estuvo en las filas de la guerrilla, en una entrevista concedida a El Espectador.La entrevista fue ofrecida luego que se desatara una polémica en Colombia, una vez que antiguos miembros de la guerrilla afirmaran a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que la agrupación fue la autora del homicidio de Gómez Hurtado.Gallo contó que la orden la dio el secretariado de las extintas FARC, específicamente de parte de Víctor Julio Suárez Rojas, alias ‘Jorge Briceño Suárez’ o ‘Mono Jojoy’.»Esa orden se transmitió a través mío y la ejecutó un comando de cuatro personas de la Red Urbana Antonio Nariño», añadió.La polémica en ColombiaEl homicidio de Gómez Hurtado —quien era hijo del expresidente conservador Laureano Gómez, que gobernó Colombia entre 1950 y finales de 1951— ocurrió la mañana del 2 de noviembre de 1995 en Bogotá, tras ser atacado cuando salía de dar clases en la Universidad Sergio Arboleda, donde dictaba la cátedra de Historia Política y Constitucional de Colombia.Tras la confesión de las FARC de ser los autores del asesinato, se generó la polémica, debido a que, hasta ahora, solo se manejaban dos hipótesis sobre este homicidio. La primera, que su muerte estaba ligada al narcotráfico; la otra, la relacionaban con el Ejército.Gallo cree que la teoría que implica al Ejército se produjo porque «alrededor del sitio había un carro o una operación secreta de inteligencia y ese primer indicio, que es una coincidencia, llevó a que, en medio del ambiente político tan caldeado, se tejieran interpretaciones por parte de los organismos de inteligencia».Por ello, señala, durante estos 25 años se han dedicado a «probar esas conclusiones» que inmiscuyen a las fuerzas armadas.»Al Estado le tocó callarse»Sin embargo, Gallo insiste en que el Estado llegó a conocer de la responsabilidad de los guerrilleros, cuyos autores materiales fueron asesinados también.»Algunos de los que participaron en el asesinato de Gómez Hurtado fueron asesinados por la Policía. Creo que ahí lograron establecer los hechos, pero como los mataron, al Estado le tocó callarse. Ante el asesinato y la barbarie que cometieron con los compañeros intentaron ocultar esos hechos y desviaron la atención», enfatizó.El político indicó que «es una teoría» que maneja desde hace varios años y espera que con la reciente revelación se obtenga «la verdad», además del asesinato de Gómez Hurtado, sobre la «masacre», que incluyó detención, tortura e incineración de los cadáveres, contra los guerrilleros responsables del homicidio del político.¿Por qué el asesinato?En la entrevista, Gallo precisa que la decisión de asesinar a Gómez Hurtado ya «estaba tomada desde la fundación de las FARC», organización que nació en 1964, y en ese momento (1995) «se dieron las condiciones».»El discurso de Gómez Hurtado fue el detonante que nos embarcó a todos en una guerra de 50 años con cientos de miles de muertos y torturados de todos los bandos», justificó el senador. 

Con esa declaración, hace referencia a un discurso pronunciado por Gómez Hurtado en el Congreso colombiano, a principios de la década de 1960, en el que dice: «Hay en este país una serie de Repúblicas independientes que no reconocen la soberanía del Estado colombiano». Esta exposición dio paso al ataque de Marquetalia, una de esas «repúblicas», por parte del Ejército, donde se encontraba un grupo de subversivos, que luego conformaron las FARC.Sobre el silencio que la guerrilla mantuvo durante 25 años, Gallo señaló que «se tomó la decisión de mantenerlo en reserva hasta que se considerara el momento».A la familia de Gómez Hurtado envío un mensaje: «Que nos perdonen, que encontremos el momento para sentarnos y nos puedan escuchar. Tenemos toda la disposición de hacerlo, sabemos que no será fácil, ojalá nos escuchen».Este martes, Rodrigo Londoño, presidente del partido FARC, informó que entregarán a la Jurisdicción Especial para la Paz y a la Comisión de la Verdad «los elementos» que acreditan la responsabilidad de la guerrilla en el asesinato del líder colombiano.

Fuente: RT NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *