El reaprender de la educación dominicana para el año escolar 2020-2021

Política

El Ministerio de Educación pasa con buena nota el inicio del año escolar 2020-2021Inclusión de los contenidos priorizados le dará mayor eficacia y eficiencia al proceso enseñanza-aprendizaje
Por Raúl Germán B.@RaulGermanB
Santo Domingo, RD.- El escritor sociólogo y futurólogo estadounidense Alvin Toffler (1928-2016) nos dejó una gran lección, al recomendarnos esto: “Un analfabeto será aquel que no sepa dónde ir a buscar la información que requiere en un momento dado para resolver una problemática concreta”.
Y agregó el sabio: “La persona formada no lo será a base de conocimientos inamovibles que posea en su mente, sino en función de sus capacidades para conocer lo que precise en cada momento».
Y este consejo llega en el momento en que la educación dominicana, como la de todo el mundo, es afectada por los estragos de la COVID-19, que ha obligado, si se nos permite el término, a buscar soluciones inteligentes y de alta gerencia.
Toffler marcó a muchas personas, cuando sentenció: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender”.
Y ahí mismo finalizamos la serie de consejos del maestro, con esta expresión: “La sociedad necesita todo tipos de habilidades que no son cognitivas, son emocionales, son afectivas”.
En1998, en París, cuando se emitió la Declaración Mundial sobre la Educación Superior del Siglo XXI, se llegó a una contundente sentencia: “Se deben de enfrentar una serie de desafíos y dificultades, producto del entorno cambiante, la globalización y su ideal de posicionamiento efectivo, dentro de la sociedad del conocimiento”.
Esto fue como un presagio de lo que vive la educación dominicana preuniversitaria, que por años ha sido vapuleada y acusada de ser una de las peores de la región, con escasas luces que exhibir.
Aquella declaración, en su texto base, aseguraba que se debían diseñar una serie de estrategias para establecer la igualdad de condiciones en el acceso a los estudios y, en el transcurso de eso, lograr una mejor capacitación personal.
La formación -continuaban- debía estar ligada a la búsqueda de la competitividad, basada en la mejor calidad de la enseñanza, la investigación, mejores servicios, pertinencia de los planes de estudios, para que esto se traduzca en mejores y mayores posibilidades de empleos para los egresados.
Porque, si no es para cambiar la realidad y para conseguir el sustento de cada día, ¿para qué estudiaría una persona?
En ese mismo orden, concluye el texto: “Se deben incorporar las tecnologías de la información y la comunicación al proceso de investigación y, por ende, al de enseñanza-aprendizaje.
Calidad en la educación:
“La calidad en la enseñanza es un concepto pluridimensional, que debería comprender todas las funciones y actividades: Enseñanza y programas académicos, investigación, becas, personal administrativo, estudiantes, edificios, instalaciones, recursos tecnológicos, servicio a la comunidad. A esto se suma una permanente autoevaluación interna y examen externo, realizado con transparencia y por expertos independientes” (Unesco).
Para que haya educación de calidad, la familia es el primer espacio en donde el Estado debe centrar sus esfuerzos, porque de lo que salga de ahí, así mismo podrá avanzar en la escuela.
Inicio de año escolar 2020-2021:

Y resulta que, justamente, este año escolar no hay que ir a las escuelas, las clases serán recibidas en las casas, utilizando laptos y conexión a internet, transmisiones por televisión y emisiones por radio; todo eso con sus cuadernillos en mano y seguimiento de los profesores, vía WhatsApp.
La educación nacional, como la conocemos, no es la que se proyecta en este año escolar, denominado telepresencial, el cual les costará a los dominicanos más de 50 mil millones de pesos.
Proceso de formación:
Contempla el currículo actualizado, los docentes, técnicos, administrativos, infraestructura y equipamiento, bienestar de estudiantes, profesores y padres (se agregan los padres al proceso enseñanza-aprendizaje), recursos financieros y grupo de interés.
En ese mismo orden, el modelo de calidad comienza con una gestión efectiva de los procesos: Planificación, organización y administración, para que impacte en la formación: Enseñanza-aprendizaje, investigación y proyección social.
Por la naturaleza de este año escolar, la televisión llegará a la mayor cantidad de alumnos, de manera cómoda, mucho más que con las laptops y a través de la radio.
Estas transmisiones estarán encabezadas por CDN, canal 37:
Para primero de primaria o preprimaria, CDN transmitirá de lunes a viernes de 3:00 a 6:00 de la tarde. En quinto de secundaria, CDN difundirá de lunes a viernes de 9:00 de la mañana hasta la 12:00 del mediodía.
Esto es posible luego de que el presidente de la República, Luis Abinader Corona, firmó la tarde del jueves 15 de octubre un acuerdo con los dueños de los principales canales del país, para la difusión de contenidos educativos, elaborados por el Ministerio de Educación.
Esto, sin lugar a dudas, crea un precedente positivo en la educación dominicana y, por ende, en el proceso enseñanza-aprendizaje.
¿Qué opinan los especialistas?
La profesora Arelis Gil Rodríguez, con experiencia de más de 20 años, tanto en el sector educativo público como el privado.

Cursó sus estudios primarios y secundarios en el sistema educativo público, ha obtenido varios grados académicos a nivel superior, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde se graduó de licenciada en Lenguas Modernas, mención Inglés, y tiene un máster en Lingüística, aplicada a la Enseñanza del Idioma Inglés como Lengua Extranjera.
“En las plataformas del Ministerio de Educación está todo hecho. Los profesores que van a trabajar en las aulas van a revisar, prácticamente, lo que uno desarrolle en las pantallas. Hay muchos ejercicios y muchas actividades, tanto en el cuadernillo como en la plataforma. Ha sido un reto la preparación y el entrenamiento, pero en la práctica todo será más fácil, ya que todo está hecho. Yo estoy muy positiva”, comentó.
Expresó que los maestros, en aulas, van a monitorear y supervisar lo que se haga en cada hogar.

“La plataforma está hecha de manera muy amigable, que le permite al maestro dejar la tarea, un video; hay mucho material, muchos recursos. Por otro lado, cada cuadernillo está adaptado, con el contenido a cada nivel, a cada curso. Se trabaja eso con un guion de televisión, porque primero es para la televisión, luego la radio y el cuadernillo. También, está la plataforma digital, que incluye varios links para que los estudiantes profundicen en los contenidos. Felicito al ministro Roberto Fulcar”, explicó.
Declaró que los contenidos son priorizados, no se abundará tanto como antes, sino que se va directo al tema, ya que se redujo, cada sesión de clases, de 45 minutos a media hora.
“Lo bueno es que los canales estarán trasmitiendo regularmente, y son muchos canales, por las mañanas y por las tardes. Se está grabando para que el televidente y el radioescucha puedan trabajar, y con el cuadernillo se les hará a los estudiantes y a los padres, reducido, con contenidos específicos”, adelantó.
La profesora Gil Rodríguez, que trabaja en la Escuela Escolástica Páez (La Isabelita), al hacer el balance del inicio del año escolar, lo considera muy positivo y de grandes avances.
“Por ejemplo, yo fui a un casting, donde fueron más de 500 maestros, y me eligieron. Aquí, hay una cantidad de maestros preparados, y se evidenciará ahora, por la televisión. Lo que sucede es que a muchos no se les había dado las oportunidades. En este momento, se le da el valor que tiene el maestro. También, los padres se van a integrar más, ya no habrá excusas. Y los estudiantes van a desarrollar habilidades y competencias que tenían y no sabían, y con esta modalidad podrán desarrollar, ampliamente, esas habilidades”, platicó.

Reconoció que la inclusión de los contenidos priorizados le dará mayor eficacia y eficiencia al proceso enseñanza-aprendizaje.
“Estamos buscando estudiantes competentes, este plan lo conseguirá, porque los estudiantes recibirán los contenidos que deben saber y que les servirán en un futuro, cuando terminen sus estudios secundarios, ya que los pondrán en práctica en la vida diaria y a la hora de elegir una carrera universitaria”, dijo.
Reiteró que los contenidos priorizados generarán en los estudiantes un interés, un motivo para estudiar, y se darán cuenta que sus opiniones e ideas serán tomadas en cuenta por el profesor y por el sistema educativo dominicano.
“Por ejemplo, en los politécnicos, que son divididos por áreas, esos contenidos tendrán un sentido práctico. El que estudia Contabilidad tendrá sus contenidos de Contabilidad, y si luego desea hacer esa carrera en la universidad ya va con conocimientos, no va vacío. Cuando pase la pandemia, todo el proceso mejorará muchísimo, cuando estemos en las aulas, ya que el estudiante tendrá más interés. Y ojalá que en un momento dado, como en Estados Unidos, el estudiante elija su materia para acumular créditos”, reveló.
Sobre la calidad de los centros educativos públicos, añadió: “Aquí hay escuelas que están mejor que muchos colegios, con todo un equipamiento, y son instituciones modelos, en tecnología, personal docente y administrativo. Los estudiantes se están desarrollando porque el sistema está avanzando. Los sistemas de evaluación y de trabajar han dado un giro del cielo a la tierra. Hay cosas a mejorar, es cierto, pero hemos avanzado mucho”.

Fuente: CDN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *