Internacionales

El mayor escándalo en la academia militar West Point en 44 años: acusan a más de 70 cadetes de hacer trampa

Debido a la pandemia de covid-19, los cadetes han tenido que estudiar a distancia y se cree que muchos hicieron trampa durante un examen en línea.

Un total de 73 cadetes de la prestigiosa academia militar estadounidense West Point, donde son formados para convertirse en oficiales del Ejército, afrontan acusaciones de hacer trampa en un examen de cálculo realizado en línea en mayo de este año como parte de sus estudios a distancia por causa de la pandemia, informó este lunes el teniente coronel Christopher Ophardt, portavoz de la academia.

Las sospechas surgieron luego de que los instructores notaran irregularidades en las respuestas de los alumnos de una clase de primer año que reúne a 1.200 personas, aunque entre los sospechosos también hay un estudiante de segundo año.

Se trata del mayor escándalo de este tipo en West Point desde 1976, cuando 153 cadetes renunciaron o fueron expulsados de la academia por hacer trampa en un examen de ingeniería eléctrica, contó Ophardt. En aquella oportunidad se estableció una comisión especial y, tras la revisión del caso, más de 90 de los que fueron pillados en el engaño pudieron reincorporarse y graduarse.

"No somos la Policía del mundo": Trump anuncia el fin de la era de "las guerras interminables" de EE.UU.

«El código de honor y el programa de desarrollo de carácter de West Point siguen siendo fuertes, a pesar del aprendizaje a distancia y de los desafíos que conlleva la pandemia», dijo Ophardt. «Los cadetes están rindiendo cuentas por romper el código», agregó, citado por AP.

Después de una investigación interna, dos de los casos fueron retirados por falta de pruebas y otros cuatro por renuncia de los infractores, precisó Ophardt. De los 67 cadetes restantes que han sido inculpados, 55 admitieron haber hecho trampas y se inscribieron en un programa de rehabilitación de seis meses, centrado en la ética. Estarán de prueba por el resto del tiempo que les queda en la academia.

Tres cadetes más lo confesaron todo, pero no se les permitió participar en el programa de rehabilitación. El resto de los cadetes acusados se enfrentan a audiencias administrativas que determinarán si han violado el código de honor y, de ser el caso, recomendarán sanciones que podrían llegar a la expulsión.

Con información de AP

Fuente: RT Noticias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba