El lado divertido de estudiar las matemáticas

Nacionales

Para que lo descubras, hay una sala ubicada en el segundo nivel de la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana, inaugurada por el presidente, Luis Abinader e fue ideada por el profesor profesor Jin Akiyama, de la Universidad de Ciencias de Tokio

 

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Desde Japón ha llegado a la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD) un espacio donde el color, la novedad, la teoría y la geometría se conjugan para presentar una de las ciencias más importantes en la educación: la Sala de la Experiencia Matemática.

Su creador, es el profesor Jin Akiyama, quien es uno de los matemáticos más conocidos del país asiático, aunque la mayoría del público japonés lo conoce por una popular serie educativa de televisión sobre esta ciencia que se trasmitió por tres décadas, educando de forma lúdica y entretenida bajo la manipulación de módulos o materiales de concreto.

Esta sala, no abarca por supuesto todos los teoremas matemáticos. Solo enseña algunos y fórmulas matemáticas por módulos, pero de una manera amena y divertida. No hay cabida para el aburrimiento. No importa que sea apático a las matemáticas, en este espacio hay piezas, dinámicas e historias que entretienen y enseñan.

Es manipulando estos módulos en la sala que se puede aprender y entender  sobre la importancia de tener muchas perspectivas o puntos de vistas al ver un objeto, una tarea o un fenómeno. Aquí también se puede ayudar a pensar en forma concreta, ideando y elaborando los materiales correspondientes, trazando las líneas complementarias o usando estadísticas o gráficas.

Otro punto importante es que se potencializa el pensamiento de forma lógica para encontrar una solución de la tarea, mirando físicamente el orden de sucesos hacia solución, como la tarea de encontrar el volumen de esfera. En teoría tal vez suene complejo, pero en la práctica es muy divertido.

En ella se puede jugar a buscar unas reglas latentes o escondidas que están en la secuencia de números como la de Fibonacci, y sobre todo, se pude aprender hacer aplicaciones sociales de teoremas matemáticos.

No caben dudas de que esta sala representa la misma visión del doctor Akiyama, aunque otros espacios similares, en su decorado sean más vistosos, en este se refleja la experiencia de lo que visualiza el experto, que es el lado atractivo de los números.

“En República Dominicana, en este momento no hay este tipo de sala, y es muy importante abrir este tipo de espacio en todas las regiones del país para que los profesores y estudiantes aprendan con mayor facilidad. La embajada sugiere también que tengan las Salas Experiencias de Física y Química en BIJRD”, comenta el diplomático.

El profesor Akiyama Jin, actualmente es el vicerrector y profesor de la Universidad de Ciencias de Tokio, la más antigua en Japón (de donde egresó el premio nobel, Dr. Omura Satoshi, médico y fisiólogo), y es el presidente del Museo de Experiencia Matemática de la referida universidad.

Ya ha visitado Republica Dominicana dos veces: 2017 y 2018 para impartir clases y talleres de matemáticas en las universidades y a los profesores de varias regiones del país. Se le otorgó el título de ‘Doctor Honorifico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)’ y fue galardonado como ‘Visitante Distinguido de la Ciudad de Santiago de Caballero’.

Makiuchi Hiroyuki, embajador plenipotenciario y extraordinario del Japón en el país, resalta que el doctor  Akiyama está dispuesto a mandar otros módulos de su museo a esta Sala de la BIJRD, para contribuir a la expansión de los conocimientos de los usuarios.

Alicia Baroni, directora del centro cultural expresa que el espacio está diseñado para que los niños y jóvenes que visiten el espacio, pierdan el miedo a las matemáticas, acercándose a ellas a través del juego y la experiencia vivida en una sala acogedora e interactiva, pensada para su desarrollo humano y académico

Antigua ubicación

Makiuchi Hiroyuki, embajador plenipotenciario y extraordinario del Japón en el país, expresa que anteriormente se había colocado en la Zona Colonial, pero por estar la BIJRD tan bien localizada y de fácil acceso para que la gente pueda acceder con mayor facilidad. Además, ya que es un proyecto todavía no conocido, era mejor contar con un órgano más ágil, dinámico y responsable como Progresando con Solidaridad (Prosoli).

 

POR YEUDY R. JIMÉNEZ

(Especial para El Nuevo Diario)

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *