El estadounidense Rodgers acaricia la mejor marca del año en los 60 lisos

Deportes

EL NUEVO DIARIO. – El estadounidense Mike Rodgers firmó este viernes la segunda mejor marca mundial del año en los 60 metros lisos al imponerse en la reunión de Lodz (Polonia) con un tiempo de 6.52.

Rodgers, integrante del equipo estadounidense de relevos 4×100 que se proclamó campeón del mundo en 2019 en Doha, se quedó a tan sólo cuatro centésimas de la mejor marca del año, que posee su compatriota Trayvon Bromell con 6.48.

Igualmente brilló el también estadounidense Jarret Eaton, que se impuso con un crono de 7.51 segundos en una final de los 60 metros vallas que quedó deslucida por la ausencia del español Orlando Ortega.

El vigente subcampeón olímpico de los 110 metros vallas, que tenía previsto competir en Lodz, fue finalmente baja como consecuencia de la luxación que sufrió en el pie izquierdo el pasado 7 de febrero en la reunión de Dortmund.

Sin el concurso de Ortega, el norteamericano no tuvo problemas para alzarse con el triunfo por delante de su compatriota Aaron Mallett, segundo con un tiempo de 7.60.

Por su parte, la estadounidense Christina Clemons, líder mundial del año, cumplió con los pronósticos y se impuso en la final de los 60 vallas con una marca de 7.91 segundos, 8 centésimas más que su mejor registro del curso.

Tampoco fallo la polaca Ewa Swoboda, vigente campeona de Europa en pista cubierta, que se adjudicó el triunfo en la final de los 60 lisos con un registro de 7.22.

Una victoria local a la que sumar la del lanzador de peso Michal Haratyk, campeón de Europa bajo techo, que se impuso en la final de peso con un mejor intento de 21,83 metros.

Completaron la lista de ganadores la italiana Alessia Trost, que ganó la final de salto de altura con una marca de 1,94 metros, y el estadounidense Sam Kendricks, que se impuso en la pértiga con un mejor intento de 5,86.

Un triunfo que quedó eclipsado por el récord del mundo sub-18 que estableció el jovencísimo bielorruso Matvey Volkov, de tan sólo 16 años, con una marca de 5,60 metros.

Un registro que sirvió al bielorruso para superar las marcas que realizaba a su edad, nada más y nada menos, que el sueco Armand Duplantis, la gran estrella de la especialidad.

Volkov superó este viernes en 11 centímetros los 5,49 metros que contaba Duplantis con 16 años como mejor registro en pista cubierta.

Una marca que el bielorruso ya había superado el pasado año, tras saltar 5,50 metros el 29 de febrero en Moscú.

Pero este viernes Volkov voló todavía más alto para sobrepasar en su tercera tentativa los 5,60 metros, seis centímetros más que el récord del mundo sub 18 que poseía desde marzo de 2016 el griego Emmanouil Karoulis con un salto de 5,54 metros.

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *