El Consejo de Ulemas en Rusia desata una polémica al prohibir a musulmanes casarse con personas de otra confesión

Internacionales

Mientras, la Asamblea Espiritual Musulmana de Rusia, a la que pertenece el consejo que publicó estas reglas, afirma que no son obligatorias, sino recomendaciones.
La decisión del Consejo de los Ulemas de Rusia de prohibir matrimonios entre musulmanes y personas de otras confesiones, excepto si obtienen el permiso específico de un muftí local, ha causado polémica en la sociedad musulmana y entre las autoridades de la Asamblea Espiritual Musulmana del país, a la que pertenece este Consejo, informa RIA Novosti.La conclusión teológica, según la cual los musulmanes no deben contraer matrimonio con no musulmanes, fue publicada en el sitio web de la autoridad espiritual musulmana el pasado 10 de noviembre, aunque fue aprobada hace un año, en noviembre de 2019. Según el Consejo, los matrimonios interreligiosos «sólo son posibles en ciertos casos aislados por decisión del muftí local, que examina y tiene en cuenta todas las circunstancias del caso particular».Según el documento publicado, el Consejo cree que «los matrimonios interreligiosos se caracterizan por la aparición de una serie de problemas», incluidas las dificultades para criar a los hijos en el espíritu de la fe islámica, y la probabilidad de que un matrimonio de este tipo puede influir en que un niño no siga la fe musulmana cuando sea mayor.

En particular, cuando un hombre quiere casarse con una mujer de otra religión, puede hacerlo si un muftí local decide que ella está «dispuesta a seguir las prescripciones del sagrado Corán». Sin embargo, los matrimonios entre mujer musulmana y hombre no musulmán quedan prohibidos, independientemente de sus puntos de vista y creencias.Horas después, la decisión del Consejo de los Ulemas de la Asamblea Espiritual Musulmana de Rusia fue cuestionada en otro Consejo de Ulemas de la Asamblea similar de Tatarstán, la región rusa con más población musulmana. Los representantes recordaron que, de acuerdo con las disposiciones de la escuela de derecho hanafí, un musulmán puede casarse con cristianas y judías. Asimismo, la Asamblea señaló que «respecto a la publicación de conclusiones teológicas, es extremadamente importante tratar de preservar la paz y la armonía interreligiosa en la Federación de Rusia».Por su parte, Salah Haji Mezhiev, el muftí de la República de Chechenia, salió este miércoles al paso de la controversia y declaró que esta prohibición es algo que «todo el mundo sabe».Sin embargo, desde la Asamblea Espiritual Musulmana de Rusia a la que pertenece el Consejo de Ulemas que publicó estas reglas, afirman que no son obligatorias, sino recomendaciones.»Hay que tener en cuenta que no vivimos en un país monoconfesional y mononacional. Según los expertos, alrededor del 25 % de los matrimonios en Rusia son interétnicos e interreligiosos. Son miles las familias que educan dignamente a sus hijos. Si las personas están enamoradas, deben hacer concesiones en las relaciones. De lo contrario, surgen conflictos, comenzando con la tradición de darle un nombre al niño», destacó el jefe de la Asamblea, el muftí Albir Krgánov.Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *