El 2021: un año de desafíos y grandes decisiones para la República Dominicana

Nacionales

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El 2021 se vislumbra ya como un año de hazañas y grandes decisiones. Aún no se ha ido y, sin embargo, deja las cenizas de un tiempo difícil que se prolongará en su sucesor. ¿Será más terrible que el 2020?

Para la República Dominicana será un período de discusiones y enormes desafíos. Una palabra lo expresa mejor: incertidumbre. Así, el país se abocará -y desde ya lo está haciendo- a discutir tópicos de gran calado: la pandemia, el aborto y sus excepciones, el Pacto Eléctrico, el Pacto Fiscal y otros.

Estos temas tienen ya la sanción del mandatario de la nación. En efecto, el presidente Luis Abinader ha advertido que si la gente no respeta las restricciones anticovid, el confinamiento sería aún más drástico y las medidas se recrudecerían sobremanera.

Él y su Gabinete apuntan a la vacuna como antídoto para frenar la pandemia. Pero la vacuna -de Astra-Zeneca-Oxford- tardará unos meses más para llegar al país, y se estimaría prematura una proyección de tal proporción. Hay un hecho nítido: que el contagio se ha disparado en las últimas semanas, pero el nivel de letalidad sigue “bajo”.

En cuanto al aborto, Abinader quiere la aprobación de las tres excepciones: cuando peligre la vida de la madre, cuando el feto presente malformaciones “inviables”, y cuando el embarazo sea el fruto violento de un incesto o violación.

El gobernante definió su posición en una entrevista con un medio internacional. Hoy, en el Palacio Nacional, se limitó a decir que su postura ya está establecida y que el tema se debatirá en un diálogo abierto con todos los sectores.

Su definición chocó de inmediato contra sectores influyentes. En realidad, él hizo un ejercicio de sinceridad en el poder, puesto que nadie había dado un paso tal. Además, él sabe que la cuestión divide en dos a la sociedad: unos a favor y otros en contra.

Así, se abre un abanico de opiniones que van desde lo más radical hasta lo más conservador. Los más conservadores desembocan en la posición bíblico-eclesiástica: porque la vida es un derecho, hay que dejarlo nacer. Los más liberales, empero, rechazan ese predicamento cristiano y engrandecen los derechos de la mujer: porque las féminas están empoderadas, tienen la plena facultad de decidir sobre su cuerpo. En su interior llevan la criatura, y por tanto pueden decidir lo que quieran. Nada importa: solo la feminidad plena. El sexo es derrotado por el género: un gran triunfo de Beauvoir.

El Pacto Eléctrico va sobre ruedas. La razón es que el Consejo Económico y Social (CES) hace todo para aprobarlo. Por cierto, ¿a quiénes beneficiará ese Pacto? Los últimos meses han ratificado que la capacidad de generación instalada supera la demanda nacional. En este tiempo especial, son muy pocos los apagones que sufre la población. Por cierto, ¿a cuánto ascenderá el subsidio eléctrico?

El Pacto Fiscal es otro apuro de las autoridades. Abinader ha repetido que la situación actual es plenamente insostenible, pues se gasta más de lo que se recauda y esto obliga a tomar préstamos que comprometen aún más la soberanía nacional.

El mandatario subrayó que en 2021 se discutirá la reforma fiscal para definir dos grandes cosas: el gasto público y los tributos, o más exactamente, el presupuesto nacional y las fuentes de esos recursos.

Esa reforma, a cargo del CES, sería aplicada en 202. Así lo estableció el presidente Abinader.

Hablando de consensos y discusiones, ¿por qué no se hace un Pacto Migratorio?-

 

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *