EE.UU. no presentará cargos contra los dos policías implicados en la muerte del afroamericano de 12 años Tamir Rice en el 2014

Internacionales

El Departamento de Justicia de EE.UU. asegura que «no se encontraron pruebas suficientes» para respaldar las acusaciones contra los oficiales y, por tanto, se ha dado por cerrado el caso.

El Departamento de Justicia de EE.UU. ha anunciado que no presentará cargos contra los dos policías de Cleveland (Ohio) implicados en la muerte del afroamericano Tamir Rice en 2014. Rice, de 12 años, fue baleado por sospecha de manipular un arma de fuego que resultó ser una pistola de aire comprimido. 

En un comunicado publicado este 29 de diciembre, esa oficina asegura que «no se encontraron pruebas suficientes» para respaldar las acusaciones contra los oficiales Timothy Loehmann y Frank Garmbac y, por tanto, se ha dado por cerrado el caso. Los investigadores argumentan que el video del tiroteo es de baja calidad y no puede determinarse exactamente qué ocurrió.

Aunque las imágenes de vigilancia capturaron las interacciones de los uniformados con Rice, el Departamento de Justicia dice que el material audiovisual es «granulado» e «incapaz de capturar los matices de la acción continua» y «no muestra detalles ni perspectiva». Si bien en el comunicado se reconoce que el video no muestra que el niño estuviera sacando un arma, señala que las imágenes «tampoco establecen que no estuviera buscando un arma». 

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

El departamento notificó este lunes a los abogados de la familia de Rice sobre la decisión y el martes envió una carta explicando los hallazgos de la investigación y sus conclusiones. 

Los hechos tuvieron lugar el 22 de noviembre de 2014 luego de que Loehmann y Garmback respondieran a una llamada que alertaba de la presencia de un hombre negro armado en un parque de la ciudad. Cuando llegó al sitio, Loehmann salió rápidamente del vehículo e inmediatamente disparó dos veces a Rice, que no respondió a la orden que el oficial le había gritado desde el coche patrulla. La pistola de aire comprimido con la que jugaba Tamir Rice «era idéntica» a un arma real, aseveró uno de los policías entrevistados. El menor murió el día siguiente en un hospital.

La muerte de Tamir Rice fue uno de los casos que provocaron el nacimiento del movimiento Black Lives Matter, que reclama el fin de la violencia policial contra las minorías étnicas en EE.UU. Las protestas generalizadas contra la brutalidad policial en todo el país se han reavivado nuevamente este año después de la muerte de George Floyd a manos de oficiales en Minnesota.

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *